La Fiscalía francesa pide confirmar las penas al comando que asesinó al gendarme Nérin

FERNANDO ITURRIBARRÍA PARÍS.

La Fiscalía pidió ayer al Tribunal Especial de lo Criminal de París que juzga en apelación a cuatro presos de ETA, acusados de formar parte del comando que mató a tiros al brigadier jefe Jean-Serge Nérin, la confirmación de las condenas que les fueron impuestas en primera instancia. Las acusaciones particulares denunciaron el «desprecio» de los procesados a los familiares de la última víctima mortal en el historial etarra por no haberles dirigido ninguna palabra de empatía ni compasión desde el inicio del juicio, el pasado 20 de noviembre.

Al término de una requisitoria de casi cuatro horas de duración, la fiscal, Maryvonne Caillibotte, solicitó que sean ratificadas las penas de cárcel de 25, 16, 14 y 14 años pronunciadas hace dos años contra Arkaitz Agirregabiria del Barrio, Josu Urbieta Alkorta, Izaskun Lesaka Argüelles y Xabier Goienetxea Iragorri. La acusadora pública sostuvo que Agirregabiria «disparó a dos metros» la bala que silbó en el oído de uno de los agentes de la patrulla que «está vivo por suerte y no por su culpa». Según su tesis, con la autoridad de ser el lugarteniente de Karrera -«uno de los últimos mohicanos de la línea más dura y radical»- dio la orden «de abrir fuego y convirtió un simple control de identidad en una carnicería».

Nuevo contexto

En el caso de Urbieta, recalificó el cargo de tentativa de homicidio voluntario en violencias con arma ya que no existe constancia de que disparara la pistola que esgrimió. De Lesaka afirmó que era la mujer del comando que previamente había robado a mano armada varios coches en un concesionario cercano, pero reconoció no tener pruebas de que participara en el tiroteo. Las mismas consideraciones hizo sobre Goienetxea.

La fiscal opinó que no había razones para aumentar ni disminuir las penas «porque los hechos en 2017 no son menos graves». A su juicio, el actual contexto de fin de la violencia y desarme de ETA deberá ser planteado en todo caso «en el momento de la ejecución de las penas», pero no a la hora de dictar sentencia. Nérin fue asesinado en marzo de 2010, antes del cese definitivo de la actividad armada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos