Familiares y amigos de Iñigo Cabacas le recuerdan en el sexto año de su muerte

Familiares y amigos de Iñigo Cabacas le recuerdan en el sexto año de su muerte

«Se habla del reconocimiento del daño causado, ¿merece que la muerte de un ciudadano a manos de la policía quede inpune?»

ANE ONTOSO

A la una y media de la tarde la plaza Kirruli, en Bilbao, estaba abarrotada. Centenares de personas se agolpaban en el callejón de la calle María Díaz de Haro y algunos incluso llegaban a pisar el asfalto, pese a la lluvia. Familiares y amigos de Iñigo Cabacas han homenajeado este sábado al joven aficionado del Athletic, que murió por el impacto de una pelota de goma de la Ertzaintza. Lo han hecho con el lema 'No a la impunidad, 6 años sin justicia'.

«Entren al callejón con todo lo que tenemos». Un audio de la Ertzaintza en el momento de la muerte del joven ha abierto el homenaje. Silencio absoluto. De repente se oye a una voz que habla de un chico tirado en el suelo pero duda entre un pelotazo o un vahído. «Se habrá desmayado», le contesta otra voz, esta de mando, sin darle importancia y continúa con el operativo. Pitidos e insultos en la plaza Kirruli.

Después de una muestra de txalaparta han subido al escenario amigos de 'Pitu', como le conocían sus allegados. «Este es un año especial, porque después de seis años de lucha sabemos que el 15 de octubre comienza el juicio oral», han pronunciado. «Sois la fuerza y el impulso para seguir luchando -han agradecido-, para que la muerte de Iñigo no quede impune. Eta lore hauek zuretzat dira (y estas flores son para ti)».

Mientras dejaban el ramo bajo la fotografía del joven, los cánticos ya conocidos de 'Justizia Iñigorentzat (justicia para Iñigo) o 'Eta 'Pitu' zer? (¿Y 'Pitu' qué?)' han retumbado en el callejón. A continuación se ha leído una sentida carta del preso Alfredo Remirez hacia los padres del hincha del Athletic, Manu Cabacas y Fina Liceranzu desde la cárcel de Daroca (Zaragoza). Un aurresku de honor ha precedido la subida al escenario de los progenitores. El aita, con un nudo en la garganta, ha hablado bajo la mirada emocionada de su mujer, que con su mirada humedecida en lágrimas también ha logrado agradecer el apoyo a los asistentes, sin pronunciar palabra.

«Seis años sin asumir responsabilidades, seis años que con su muerte, de alguna manera, también nos mataron a nosotros para siempre -ha expresado Manu con pesar-. Nuestra vida no será la misma, desde entonces vivimos para recordarle y hacer justicia». Ha lamentado que «en el banquillo no se sentarán todos los responsables, en el camino se han quedado varios agentes, los máximos responsables de la Ertzaintza aquel día, los que dirigieron la actuación, los que dieron las órdenes, los que permitieron también y los que después han contribuido a que a los responsables de matar a Iñigo les salga gratis». Y ha lanzado: «¿Por qué? ¿Por qué les han encubierto? ¿Por qué ese empeño en no aclarar lo sucedido y depurar todas responsabilidades? El juicio tiene que servir para hacer justicia. Para él, para Fina, para mí, para los familiares y amigos. Necesitamos que se haga justicia para poder vivir, poder pasar esta página, hacer el duelo que hasta ahora no hemos podido hacer, ¿es tan difícil de entender?».

Manu ha asegurado, vehemente, que «su muerte no puede quedar en nada» así como su voluntad inquebrantable de «no admitir ni consentir impunidad». «Escuchamos una y otra vez cómo las instituciones y la clase política hablan de reconocimiento, del daño causado, a las víctimas, a todos ellos les preguntamos: ¿creen ustedes que en esta sociedad se merece que la muerte de un ciudadano a manos de la policía quede impune?», ha sentenciado. Aunque ha abundado que «verdad y verdad judicial no siempre van de la mano», ha revelado que «necesitamos ese reconocimiento oficial. No nos devolverá a Iñigo, pero hará que su muerte sea un poco menos dolorosa y no sigan causándonos más dolor y más sufrimiento. No te hemos olvidado y no te vamos a olvidar».

«Bai gogoan zaitugu bai egunero»

'Iñigo Cabacas, gogoan zaitugu' (Iñigo Cabacas, te recordamos) han gritado al unísono los asistentes. «Bai gogoan zaitugu bai egunero» (Sí, te tenemos en la memoria todos los días), ha respondido un amigo que ha pedido, asimismo, que de cara al juicio que viene, ha llamado a la tomar parte en los diferentes actos que se harán en la calle en la lucha para esclarecer el caso. Como los actos que han realizado miembros de la plataforma Iñigo Cabacas Herri Ekimena por el sexto aniversario de la muerte del joven. El estreno del documental 'La cifra negra de la violencia institucional' el pasado jueves en Bilborock oel lanzamiento este viernes de cientos de pelotas de goma contra el Palacio de Justicia de Bilbao para reclamar justicia. Según explicaron los organizadores, con el acto pretendieron exigir la prohibición del uso de las balas de goma, que a día de hoy no están prohibidas, reclamar que se finalice con la «impunidad que hemos visto a lo largo de este caso» y pedir que se haga «justicia» de cara al juicio.

Después de una instrucción judicial que se ha prolongado seis años, el pasado mes de marzo se dio a conocer la fecha del inicio del juicio para esclarecer el 'caso Cabacas'. La vista oral dará comienzo el 15 de octubre en la Sección Primera de la Audiencia de Bizkaia y está previsto que se desarrolle durante tres semanas en las que se tomará declaración a un centenar de testigos y se evaluarán una docena de pruebas periciales. Durante el proceso, se sentarán en el banquillo de los acusados tres mandos intermedios y tres agentes de base por un supuesto delito de homicidio por imprudencia.

Iñigo Cabacas falleció el 9 de abril de 2012, cuatro días después de recibir un fuerte impacto en la cabeza de una pelota de goma que salió de una escopeta 'benelli' lanzada por la Ertzaintza. La identificación del autor del disparo, en un escenario en el que solo dos agentes reconocieron haber apretado el gatillo, no ha sido posible. La principal demanda de los familiares del joven basauritarra. Ocurrió en el mismo callejón que hoy rebosaba de almas. El hincha rojiblanco disfrutaba con sus amigos tras el partido de la Europa League que enfrentó a su Athletic y el Schalke 04 alemán. Otro enfrentamiento de diferente ralea en la misma plaza Kirruli, sin embargo, provocó que la fatalidad tiñera de negro la vida de Cabacas en un instante. Tenía 28 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos