Euskadi, en alerta

Agentes de la Ertzaintza vigilan el entorno del Boulevard, ayer tarde. /ARIZMENDI
Agentes de la Ertzaintza vigilan el entorno del Boulevard, ayer tarde. / ARIZMENDI

La Ertzaintza ordena a sus agentes portar chalecos y escopetas y proteger las zonas de gran afluencia de personas como Donostia

D.S. OLABARRI

La Ertzaintza se ha puesto en alerta máxima tras el atentado yihadista que sacudió ayer Barcelona. Poco después de que se confirmase el ataque en las Ramblas de la capital catalana, las jefaturas de la Policía vasca pidieron a sus recursos operativos que volviesen a sus respectivas bases y les ordenaron que presten especial protección en las zonas en las que hay una gran afluencia de personas, según informaron a este periódico fuentes policiales. Esta orden se ha dado por lo menos en Donostia y Bilbao. Al margen de los recursos especiales, como la unidad de Intervención Rápida o la Brigada Móvil, que tienen sus propios equipamientos, los agentes de Seguridad Ciudadana también deben ir ahora pertrechados de chalecos antibalas y escopetas para hacer frente a posibles ataques.

Las zonas que se deben proteger son, precisamente, en las que se presume que pueda haber un mayor número de personas congregadas y las zonas de especial interés turístico. Al margen de estas medidas específicas, Euskadi tiene activado el nivel 4 -sobre 5- de alerta antiterrorista, como ocurre en el resto de España, lo que ya implica unas fuertes medidas de seguridad en determinados ámbitos.

Los responsables del Gobierno Vasco, de hecho, consideraban hasta hace un par de meses que en el País Vasco debía aplicarse un nivel inferior de alerta antiyihadista. Esta valoración cambió a raíz del atentado de Manchester, poco después de que los Ejecutivos vasco y central empezasen a acercar posturas tras el acuerdo presupuestario. Hasta entonces, los altos mandos de la Policía autonómica veían más acertado que en el País Vasco se aplicara un nivel 3 sobre 5 de alerta antiterrorista, con independencia del baremo de riesgo que se aplicase en el resto de España y de Europa.

«Aunque sea puntual»

Todo cambió con los sucesos de Manchester. Desde entonces se ha apuntado que este grado de alerta es el indicado también para Euskadi, "aunque sea de manera puntual". Lo confirmó la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, horas antes del macroconcierto que Guns N’ Roses ofrecieron en San Mamés y a las puertas de que el Alavés disputara la final de la Copa del Rey en Madrid, y lo reiteró en junio el lehendakari. Iñigo Urkullu apuntó al yihadismo «radical» y a la ciberseguridad como los dos grandes retos a los que se enfrenta la Ertzaintza en la actualidad.

Beltrán de Heredia, reconoció en este sentido que, pese a que "no existe una amenaza concreta" en el País Vasco, la vigilancia policial en Euskadi debe "intensificarse". La consejera aseguró que esta decisión se explica por las valoraciones de riesgos que se adoptan en Madrid, donde se reúnen semanalmente expertos del CNI, Policía Nacional, Guardia Civil, Ertzaintza y Mossos d‘Esquadra. Fue este grupo de análisis antiterrorista -denominado Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO)- el que decidió mantener el nivel 4 sobre 5 de alerta antiterrorista, el mismo que se viene aplicando en el conjunto de España desde junio de 2015.

Críticas del sindicato Esan

Por su parte el sindicato de la Ertzaintza Esan ha asegurado que el nivel 4 de alerta implantado en Euskadi desde hace meses se ha hecho "con mucha tibieza y es inexistente", y tampoco se ha dotado a los agentes "adecuadamente" para hacer frente al terrorismo yihadista. Además, ha pedido "una reunión urgente" del Consejo de la Ertzaintza para "tratar el caos organizativo en el que está envuelta" la institución.

En un comunicado, la central policial ha reiterado "la mayor de las repulsas" por "los salvajes y despreciables atentados terroristas yihadistas cometidos en Barcelona y en Cambrils". También ha expresado su solidaridad "con las víctimas, los heridos y sus familiares", y ha felicitado y agradecido a los "compañeros, los Mossos d'Esquadra" su "demostración de profesionalidad, integridad y eficacia en estos graves momentos".

Esan ha manifestado su convicción de que el nivel de alerta terrorista 4 implantado en Euskadi desde hace varios meses por los "dirigentes políticos y policiales" vascos se ha realizado "con mucha tibieza y es inexistente".

"Se considera que la implantación de este nivel 4, tal como ya hemos denunciado varias veces, no solo vale con anunciarlo públicamente, sino que conlleva la formación inmediata de todos los ertzainas y la dotación del armamento adecuada para poder hacer frente a este tipo de terrorismo", ha advertido.

No obstante, Esan se ha mostrado convencido de que, "por motivos de seguridad, tanto de la ciudadanía como de los propios ertzainas", no es "recomendable dar información exhaustiva de temas de seguridad mediante notas públicas".

Tras recordar que los agentes "conocen "perfectamente" la situación interna "de caos organizativo y de falta de seguridad" del Cuerpo, ha instado a "intentar resolver estos graves problemas sin que salgan informaciones sensibles a la luz pública".

Por ello, ha solicitado la convocatoria de "una reunión urgente" del Consejo de la Ertzaintza, para "tratar el caos organizativo en el que está envuelto toda la institución y todos los destinos". A su juicio, el encuentro deberá "tratar las medidas de seguridad que se deben de implantar internamente para poder tener los ertzainas una seguridad adecuada y, posteriormente, poder ofrecérsela a la ciudadanía vasca".

Fotos

Vídeos