El etarra y exdirigente de HB 'Pipe' San Epifanio, en libertad tras 23 años en prisión

Felipe San Epifanio
Felipe San Epifanio / TELEPRESSS

El terrorista, que asesinó a un militar de un disparo en la nuca cuando era jefe del 'comando Barcelona', fue responsable en los años 90 de poner en marcha una red de extorsión a empresarios

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

El etarra Felipe San Epifanio, 'Pipe', exjefe del comando Barcelona, dirigente de HB en los años noventa y condenado a 250 años por diversos atentados, ha salido de la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) al liquidar su pena tras 23 años en la cárcel. En el exterior del centro penitenciario le esperaban una centenar de simpatizantes de la izquierda abertzale con pancartas a favor del acercamiento de los presos de ETA, que le han bailado un aurresku.

El miembro de la banda ha cumplido de forma íntegra su condena según el cómputo del antiguo Código Penal, por el que fue sentenciado, ya que se ha beneficiado de redenciones de pena por estudios y otros trabajos realizados en prisión. Además, el hecho de que no se le haya aplicado la derogada 'Doctrina Parot' ha evitado que se le aplique el método por el que se aumentaban las condenas.

Felipe San Epifanio, alias 'Pipe', fue un personaje con altas responsabilidades en la izquierda abertzale durante los años 90. Llegó a ser miembro de la mesa nacional de HB, cargo que simultaneaba con ser un dirigente de KAS -el órgano de coordinación entre la izquierda abertzale y ETA- y parlamentario en la Cámara vasca. También fue el responsable de poner en marcha una red de extorsión a empresarios.

Pipe llegó a ser parlamentario de HB miembro de la mesa nacional de este partido

En 1991 la Ertzaintza desmanteló la trama de cobro del denominado 'impuesto revolucinario' que había creado. 'Pipe' huyó a Francia y se convirtió en un clandestino. La operación de la Policía vasca puso la lupa sobre las conexiones entre la mesa nacional y significados abogados de la izquierda abertzale a la hora de gestionar el chantaje. En el seno de ETA se culpó a San Epifanio de haber puesto en marcha una estructura que hacía vulnerable tanto al aparato político como a la propia banda.

En 1993 fue enviado a España como miembro del 'comando Barcelona' junto con Gregorio Vicario Setién y Dolores López Resina, 'Lola'. Sería detenido un año más tarde en Barcelona. Este grupo de terroristas cometió atentados como el asesinato del coronel del Ejército Leopoldo García Camos, al que disparó el propio 'Pipe', o la explosión de dos bombas en restaurantes del puerto Olímpico. También fue condenado por el ataque con granadas contra el Gobierno Militar de Barcelona, en el que falleció una persona y ocho resultaron heridas.

Fotos

Vídeos