Los ertzainas más olímpicos

Josune Fernández, Joseba Patxi Mentxaka e Itziar Sáez, en EE UU.
Josune Fernández, Joseba Patxi Mentxaka e Itziar Sáez, en EE UU.

Patrullar les mantiene en forma para los Juegos policiales de Los Ángeles

TERESA REINA SAN SEBASTIÁN.

Siete ertzainas, dos mujeres y cinco hombres, participarán esta semana en los Juegos Mundiales de Policías y Bomberos en Los Ángeles. Competirán en tres modalidades: atletismo, taekwondo y body building, una modalidad de culturismo. Su labor diaria en las calles de Euskadi, tanto patrullando como preparándose físicamente para los retos de la tarea policial, les ayuda a mantenerse en formar para participar en esta competición que se celebra cada dos años y reúne a más de 9.000 atletas de 65 países, que lucharán por ganar en más de sesenta deportes y disciplinas.

«Son como los Juegos Olímpicos de policía y bomberos», explica Itziar Sáez, una ertzaina vizcaína de 41 años que estuvo trabajando durante seis años en San Sebastián. Unos meses como guardia municipal en la capital guipuzcoana, donde dejó muchos amigos y recuerdos, y después como agente de la Policía autonómica en Donostia y también en Errenteria. Ahora su puesto está en la Brigada Móvil. «No dejamos nuestro trabajo de lado, compaginamos trabajo y forma física», explica desde la ciudad californiana, donde competirá en atletismo, en 400, 800, relevo 4 x 100 y 4 x 400. Aspira a lograr algún oro, sobre todo en la prueba de 400.

La labor policial diaria, pese a la mejora de la situación tras el final de la violencia de ETA, es exigente y no les permite entrenarse todo lo que quisieran. Aun así, Itziar Sáez destaca que «tratamos de entrenar en las mejores condiciones, como deportistas de élite. No suele ser posible hacerlo al cien por cien, básicamente porque no hay tiempo, pero intentamos que se parezca mucho a una preparación profesional. En estos juegos mundiales representamos a la Ertzaintza y eso es una gran responsabilidad», cuenta la agente.

La ertzaina de Zalla, de hecho, posa orgullosa con dos compañeros, Josune Fernández y Joseba Patxi Mentxaka, junto a una ikurriña en la inauguración celebrada este pasado lunes. Artzai Morante, Jon Aingeru Borja, Oscar Aparicio y Joseba Pantzeska García, del departamento de Investigación de Bizkaia, completan la expedición.

La última actuación de la Ertzaintza en esta competición, celebrada en la localidad estadounidense de Fairfax (Virginia) en 2015, se cerró con veintinueve medallas, once de ellas de oro, para la Policía autonómica.

Superados los nervios del viaje y la llegada, Itziar Sáez admite que una vez allí enseguida se empieza a disfrutar e intercambiar experiencias. También para la mejora profesional, ya que les permite contrastar métodos policiales con agentes de otras latitudes. «Lo más satisfactorio es conocer gente y compartir experiencias. Me gusta especialmente porque las chicas somos muy pocas. Puedes hablar con compañeras de países muy diferentes y conocer cómo trabajan, compartir y aprender», explica.

Los Juegos Mundiales de Policías y Bomberos comenzaron en 1967 en San Diego (California) aunque la Ertzaintza participó por primera vez en los de Estocolmo en 1999. Desde entonces no se ha perdido una edición, incluidos los de 2003 en Barcelona.

Apoyo de la consejera

La expedición fue recibida la semana pasada en la sede central de la Ertzaintza en Erandio por la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, que les deseó suerte y agradeció la magnífica imagen de la Ertzaintza que estos deportistas proyectan en cada una de sus participaciones. Un paso más también en la imagen de proximidad de la Policía autonómica que el Gobierno Vasco quiere ofrecer a los ciudadanos vascos en la nueva Euskadi sin violencia.

Fotos

Vídeos