Los sindicatos de la Ertzaintza amenazan con «más medidas de presión» al no llegar a un acuerdo con Seguridad

El secretario general de ERNE, Roberto Seijó, antes de entrar en la base de Erandio para reunirse con los responsables de Seguridad./EFE
El secretario general de ERNE, Roberto Seijó, antes de entrar en la base de Erandio para reunirse con los responsables de Seguridad. / EFE

Las centrales insisten en la «modernización» de la Brigada Móvil y denuncian que la consejera Beltrán de Heredia no quiere afrontar el «caos organizativo» que sufre el Cuerpo

AITOR MENDIZABAL

El departamento de Seguridad del Gobierno Vasco había citado este martes en la base del cuerpo en Erandio a cuatro centrales sindicales con representación en la Ertzaintza (ERNE (mayoritario en el cuerpo), Esan, ELA y Euspel), al objeto de retomar la negociación para la modernización y mejora de las condiciones laborales de los efectivos de la Brigada Móvil. Según lo visto tras la conclusión de los encuentros bilaterales, no se ha llegado a un acuerdo sobre los antidisturbios de la Policía vasca, ni tampoco para abordar el «caos organizativo» que sufre el Cuerpo a juicio de los representantes de los trabajadores. Por de pronto, las centrales amenazan con nuevas movilizaciones y «medidas de presión» si no se producen avances sustanciales a corto plazo.

Los dos principales sindicatos han repetido tras las reuniones con los responsables de Seguridad sus quejas hacia el departamento que dirige la consejera Estefanía Beltrán de Heredia por no atender «ninguna» de sus reclamaciones.

Seguridad sigue adelante con su propuesta para la Brigada Móvil

Fuentes del Departamentod e Seguridad han indicado tras las reuniones que entre los temas más debatidos destaca el de la unificación de las dos secciones actuales de la Brigada Móvil actual (la de grupos generales y la de apoyo), para poder organizar los servicios en la modalidad de horario que actualmente tienen la Sección de Apoyo y la Unidad de Vigilancia y Rescate, que es de semana completa de trabajo con jornadas de 9 horas y media al día, seguida de una semana de descanso.

El Departamento considera que la modalidad de horarios propuesta rompe definitivamente con las jornadas continuadas de 16 horas y 8 de pernocta, adoptada cuando las necesidades de servicio eran de carácter "más reactivo". Cree, además, que la modalidad propuesta es "más coherente con las necesidades de conciliación familiar, permite unificar programas y métodos de entrenamiento, así como su planificación anual, y se ajusta bien a las funciones y a los servicios más preventivos que ofrece la Brigada Móvil en la actualidad".

En las reuniones también se han debatido propuestas de renovación generacional de la Brigada Móvil, tratando temas relacionados con la máxima permanencia y la realización de pruebas físicas y médicas, con el objetivo de evitar que nadie mantenga su actividad profesional en la Brigada Móvil si su condición física o de salud no se corresponde con las exigencias de las funciones asignadas.

En las reuniones bilaterales, por parte de Seguridad han acudido la viceconsejera de Administración y Servicios, Ana Agirre, el viceconsejero de Seguridad Josu Zubiaga, la directora de Recursos Humanos, Miren Karmele Arias, el director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo y el jefe de Relaciones Sindicales, Javier Barco.

La siempre tensa relación entre los sindicatos y el departamento se ha visto agravado tras la muerte de un infarto del ertzaina Inocencio Alonso durante los disturbios que protagonizaron radicales del Athletic y del Spartak de Moscú, el pasado 23 de febrero. Con todo, ambas partes han subrayado que las negociaciones no están todavía rotas. Un ejemplo es que Seguridad ha emplazado a los representantes a mantener el próximo lunes nuevos encuentros con el objetivo de desbloquear la situación. Como primer paso de distensión por ahora queda descartada la huelga encubierta en el partido de este jueves entre el Athletic y el Olympique de Marsella en San Mamés con la que amenazaron algunas centrales para protestar por las «malas condiciones» laborales de la Brigada Móvi.

Por ahora queda descartada la huelga encubierta en el partido de este jueves entre el Athletic y el Olympique de Marsella en San Mamés

La situación en esta unidad de la Ertzaintza, especializada en actuaciones antes disturbios públicos y muchos de cuyos integrantes superan ya los 50 años de edad, comenzó a tratarse la semana pasada en el Consejo de la Ertzaintza y las centrales debían, en reuniones bilaterales con Seguridad, hacer su análisis de las medidas planteadas.

ERNE mantiene sus reivindicaciones

La central mayoritaria ERNE anunció, antes de su encuentro con Seguridad, su intención de no tratar sólo la situación en la Brigada Móvil, sino de plantear, además, un cambio del modelo de gestión y policial en todos los estamentos del Cuerpo.

Los representantes de ese sindicato han sido los primeros en reunirse con el departamento de Seguridad y a la salida el secretario general de ERNE, Roberto Seijó, ha calificado la cita de "fracaso absoluto". Ha lamentado que el departamento que dirige la consejera Estefanía Beltrán de Heredia haya rechazado efectuar un cambio del modelo de funcionamiento de la Ertzaintza, tanto en seguridad ciudadana como en investigación, y no quiera afrontar "el caos organizativo que sufre" a día de hoy la Policía vasca.

ERNE ha denunciado también que Seguridad siga "imponiendo calendarios esclavistas" denunciados por los trabajadores de la Brigada Móvil, unidad que debe asumir el dispositivo del partido del jueves en San Mamés entre el Athletic y el Olympique de Marsella, después de los incidentes ocurridos el 22 de febrero en torno al campo cuando los rojiblancos se enfrentaron al Spartak de Moscú. En el transcurso de esos altercados falleció el ertzaina Inocencio Alonso debido a una parada cardiorrespiratoria.

Seijó ha dicho a la consejera "que ella sabrá si la seguridad de cara a ese partido está garantizada o no, pero el ánimo con el que van los trabajadores a ese dispositivo es bastante penoso".

Postura del sindicato Esan

El segundo sindicato de la Ertzaintza que se ha reunido con los responsables de Seguridad ha sido Esan. La central ha calificado de "tensa, agria y cortante" el encuentro. Su secretario general, Eneko Urkijo, ha admitido que esperaba que la consejera iba a estar "más receptiva" ante las peticiones sindicales. Ha dicho tener un "sabor agridulce" tras el encuentro, pero ha defendido mantener el diálogo con Seguridad, ya que, a su juicio, la ruptura de las negociaciones dejaría a los ertzainas en "peores condiciones" que las que tienen en la actualidad. En este sentido, ha presentado una contrapropuesta al planteamiento que presentó el Departamento para mejorar la Brigada Móvil y se han citado para volverse a ver el próximo lunes.

La principal diferencia entre el Departamento de Seguridad y Esan reside en el horario de trabajo de la Brigada Móvil. Mientras el Departamento quiere que todos los agentes de esta unidad pasen a tener una jornada de nueve horas y media, el sindicato desea que se mantenga la actual jornada de retén de 24 horas, en las que los agentes tienen 8 horas para dormir, y el resto para entrenar y hacer formación continua como tiro, ejercicios antidisturbios, formación legal, etc.

ELA-Ertzaintza, «insatisfecha»

ELA-Ertzaintza ha calificado de "insatisfactoria" la reunión. Ha asegurado que Seguridad "se niega" a abordar las problemáticas estructurales de la Policía autonómica que los sindicatos llevan años denunciando, y ahora "solo quiere hablar" de la modernización de la Brigada Móvil. . "La jornada de nueve horas y media no es el calendario que una unidad de este tipo necesita", ha aseverado la central, por lo que espera que en la reunión del próximo lunes el departamento modifique su plan.

Respecto al dispositivo preparado para el encuentro de este jueves entre el Athletic Club y el Olympique de Marsella, el Departamento ha trasladado al sindicato que va a poner el dispositivo "necesario" para garantizar la seguridad. "Más allá de que no nos han explicado el dispositivo ni lo han negociado, creemos realmente que después de lo que pasó hace dos semanas, no cometerá la frivolidad de no poner el número suficiente de agentes para que salga todo bien", han concluido las citadas fuentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos