Erkoreka pide «no obstaculizar» el paso al segundo grado

AINHOA MUÑOZ SAN SEBASTIÁN.

Ni siquiera pudo confirmar la cifra de que se haya denegado el acceso al segundo grado a 54 de los alrededor de 115 presos de ETA que lo han reclamado, -no tiene, dijo Josu Erkoreka, información directa sobre esta resolución de Instituciones Penitenciarias-, pero el portavoz del Gobierno Vasco manifestó ayer que, «en el caso de que se confirmen» los números, este escenario le parecería una «mala noticia» al Ejecutivo autonómico.

El también consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno defendió que la progresión a segundo grado de presos de la organización terrorista debería ser «facilitada, estimulada y promovida» por los responsables penitenciarios y no «obstaculizada o impedida».

El argumento que Erkoreka esgrimió para defender el paso a segundo grado es que la pena privativa de libertad tiene que tener el fin de favorecer la reinserción social de los reclusos, en este caso, de la organización terrorista. Insistió, además, en que toda medida encaminada a ello sería positiva para favorecer la «socialización» y «normalización política» en Euskadi.

El portavoz del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, eso sí, insistió en que deben ser los propios presos los que materialicen solicitudes de cambio de grado de manera individualizada. Además, aseguró tras el Consejo de los martes, siguen «vigentes» las propuestas que realizó el Gobierno Vasco para la modificación de la política penitenciaria, «con previsiones concretas» para progresar de grado. Sin embargo, enfatizó en más de una ocasión, estas proposiciones han quedado en nada y han sido desoídas por parte del Gobierno del PP.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos