Egibar se solidariza con los procesados del 'caso De Miguel' y denuncia su «incriminación pública»

Dice que la instrucción confirma que «no ha habido financiación ilegal del PNV» ni demuestra «enriquecimiento ilícito»

DV SAN SEBASTIÁN.

El portavoz parlamentario del PNV y presidente de la formación en Gipuzkoa, Joseba Egibar, lamentó ayer los ocho años de «incriminación pública» de los antiguos miembros de su partido procesados en el denominado 'caso De Miguel', de presunta trama de corrupción de Álava, a los que mostró su solidaridad.

El dirigente jeltzale se refirió, de esta forma, al juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Álava, en el que se sientan en el banquillo 26 acusados, entre ellos varios exdirigentes y excargos públicos del PNV alavés como su exnúmero dos y exdiputado foral Alfredo De Miguel. En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Egibar lamentó que se esté ante «ocho años largos» de un proceso ininterrumpido de «incriminación pública contra estas personas» y se cuestionó «quién levanta la losa de ocho años de incriminación pública, aunque sean declaradas inocentes, que lo creo». «Ha habido piezas incluso que ya están archivadas. No he visto a nadie pedir perdón por las escuchas y el espionaje que ya está archivado», añadió.

Según destacó, la propia instrucción confirma que «no ha habido financiación ilegal del PNV» y, además, «tampoco se demuestra que haya habido enriquecimiento ilícito». «¿Entonces qué hay aquí? Después de ocho años de instrucción, la Fiscalía no consigue demostrar que hay financiación ilegal ni enriquecimiento ilícito, se carga contra las personas y se constituye esa vinculación al PNV en torno a la trama delictiva», profundizó.

Asimismo, el líder del Gipuzko Buru Batzar mostró su solidaridad con las personas que conoce, tras «ocho años de calvario». «Veremos qué da de sí. Creo que las personas que conozco, hasta la información que yo manejo, son inocentes», añadió, al tiempo que valoró que en el momento en que fueron acusadas tomaron la decisión de «entregar el carnet del PNV para una mejor defensa propia».

A este respecto, el resto de formaciones apostó por que el proceso judicial siga su curso. EH Bildu cree que se está «ante una trama destinada a utilizar cargos públicos para buscar un enriquecimiento que puede no ser hacia un partido, pero sí hacia personas individuales». Elkarrekin Podemos reclamó dejar actuar a los jueces, el PSE-EE consideró que «no vale basar toda la defensa, como me da la impresión abusa el PNV, en que el caso ha tenido ocho años de investigación», y el PP expresó su respeto a los tribunales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos