Donostia instala nuevas jardineras y bolardos para reforzar su seguridad ante la amenaza yihadista

En el Paseo de la Zurriola ya se han instalado estos elementos de seguridad /J.m. López
En el Paseo de la Zurriola ya se han instalado estos elementos de seguridad / J.m. López

El alcalde enmarca la decisión en una estrategia global de prevención y descarta que San Sebastián tenga un riesgo especial de sufrir un atentado

Jorge Sainz
JORGE SAINZ

Los primeros maceteros y bolardos de prevención ante la amenaza yihadista están ya instalados en San Sebastián. El Ayuntamiento ha comenzado ya a ejecutar el plan de seguridad urbana en el que han venido trabajando, sobre todo tras los atentados terroristas de agosto en Barcelona, aunque sin desvelar los lugares y el tipo de elementos de «seguridad pasiva» que se colocarán. Eso sí, grandes maceteros son ya visibles en las zonas concurridas como los paseos de la Zurriola y La Concha. Lo mismo ocurrirá en el Boulevard, mientras que en eventos de masas como los partidos de fútbol en Anoeta se reforzará la presencia de agentes.

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha sido el encargado de anunciar este martes, sin entrar en detalles del desarrollo del plan tras el contraste de estos meses con la Ertzaintza, la Guardia Municipal, Protección Civil y las áreas de Movilidad y Mantenimiento. El análisis ha tenido en cuenta «la necesidad de reforzar la protección de las zonas más sensibles con la necesidad de mantener operativos los servicios» como basuras o ambulancias, con vehículos que deben transitar por esas zonas.

Goia ha insistido en evitar todo tipo de alarmismo y encuadrar la colocación de jardineras, bolardos o pivotes en el marco del actual nivel de alerta antiterrorista 4, tras los ataques en Las Ramblas barcelonesas y en Cambrils, saldados con 17 víctimas mortales.

El alcalde ha explicado en la comparecencia que, a raíz de los últimos atentados cometidos en Europa de inspiración yihadista, los responsables de seguridad del consistorio donostiarra han trabajado en los últimos meses en coordinación con el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco en el análisis y elaboración de un plan de seguridad para aquellos lugares con un mayor riesgo objetivo.

En esa línea, ha apuntado que este trabajo se ha liderado desde el área de Seguridad Ciudadana y otros departamentos municipales, y el análisis ha tenido en cuenta la movilidad de determinados vehículos de servicios públicos. Se instalarán principalmente elementos de mobiliario urbano, tanto «estáticos», que se colocarán de forma permanente porque no interferirán la prestación de servicios municipales, como «dinámicos», que se colocarán en momentos concretos.

Garantizar su eficacia

El plan se ha adoptado con base a los criterios de mayor afluencia de personas y conforme al calendario de eventos señalados en la ciudad. Su desarrollo implicará la colocación, a lo largo de las próximas semanas, de diferentes elementos de mobiliario urbano, «básicamente jardineras», tanto fijos como móviles, que garanticen la seguridad en los diferentes puntos recogidos en el plan. Estos elementos además podrán ser adaptados o reubicados en función de las circunstancias y las necesidades, ha explicado el alcalde, que «por razones obvias de seguridad», ha añadido que el diseño de este despliegue no será hecho público, dado que ello implicaría «una merma en su eficacia». La elaboración de todos estos planes ha estado marcada por la discreción, en la que incidió ayer el regidor peneuvista.

En los últimos meses, y de cara a diferentes eventos públicos de mayor presencia de la ciudadanía, ya se han adoptado diferentes medidas conforme a los operativos diseñados para cada ocasión. Un ejemplo es con motivo de la celebración del Festival Intenacional de Cine. Los servicios de seguridad -Guardia Municipal y Ertzaintza- diseñan conjuntamente y de cara a las festividades y eventos más populares, planes y operativos de seguridad dirigidos a garantizar la máxima protección de la ciudadanía.

En todo caso, desde el consistorio siempre se ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos porque la capital guipuzcoana, aunque «no esté exenta» del riesgo de amenaza terrorista, «a día de hoy no es un objetivo en primera línea», según la información de la que dispone la consejería de Seguridad del Gobierno Vasco.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos