La Diputación sacará adelante los Presupuestos de Gipuzkoa pese al rechazo de EH Bildu y Podemos

El PP, que ha registrado 78 enmiendas parciales, se abstendrá en el pleno del 22 de diciembre que dará luz verde a las Cuentas forales

AINHOA MUÑOZ SAN SEBASTIÁN.

EH Bildu presentó ayer una enmienda a la totalidad a los Presupuestos de la Diputación Foral de Gipuzkoa para 2018, con lo que, sumada a la que Podemos anunció que registraría y ayer materializó, son dos las peticiones de devolución de las Cuentas del Gobierno de coalición compuesto por PNV y PSE. Sin embargo, la mayoría absoluta de la que goza el Ejecutivo foral garantiza su aprobación en el pleno que se celebrará el próximo 22 de diciembre.

Ayer fue el último día para registrar las alegaciones pertinentes por parte de los partidos de la oposición y, como era de esperar, se ha vuelto a dibujar el mismo escenario que rodeó la negociación presupuestaria del 2017: el rechazo de EH Bildu y Podemos, y la abstención del PP, que esta vez se ha limitado a registrar 78 enmiendas parciales, 44 de ellas de nueva creación y las restantes de supresión y reducción.

EH Bildu y Podemos ya mostraron sus recelos sobre los Presupuestos tras la ronda de contactos que mantuvieron el pasado día 14 con el diputado general, Markel Olano (PNV), el teniente de diputado general, Denis Itxaso (PSE), y el diputado de Hacienda, el jeltzale Jabier Larrañaga. Y ayer ambas coaliciones de izquierdas materializaron su oposición a las Cuentas al entender que no responden a las necesidades del territorio. Además, estas formaciones presentaron un buen número de alegaciones parciales -85 EH Bildu y 262 Podemos- para intentar «mejorar» el proyecto elaborado por el equipo de Olano.

Servicios sociales

Para la coalición independentista, este proyecto es «muy perjudicial» para Gipuzkoa, ya que «no sirve para crear empleo digno ni para garantizar la prestación de los servicios sociales de calidad que el territorio precisa». «No responde ni de lejos a las necesidades de la ciudadanía», señaló en un comunicado su portavoz, Xabier Olano, quien precisó que las enmiendas parciales que han preparado suman 58 millones de euros con las que plantean «fortalecer» las políticas sociales y de promoción económica. En su opinión, el gobierno de jeltzales y socialistas «no hace más que dar pasos atrás» y no sitúa entre sus «prioridades» la política social.

Por su parte, Podemos pedirá la devolución del proyecto porque, a su juicio, no garantiza «pasos efectivos en el rescate ciudadano, en la dignidad de las personas, en la solidaridad y en la justicia social y medioambiental, en la igualdad» y en la creación de «un modelo económico justo y sostenible».

La formación morada piensa, asimismo, que las Cuentas están diseñadas para «la autocomplacencia» del Gobierno foral y están en concordancia con «las políticas neoliberales» del PP, «denostado por su lamentable actuación en el Gobierno de España pero con quien el Ejecutivo foral comparte ideología y visión de sociedad».

El PP, según señaló su único juntero, Juan Carlos Cano, ha presentado enmiendas que «pivotan» sobre «la defensa de la foralidad», la promoción turística y la atención al envejecimiento de la población.

El 11 de diciembre las Juntas Generales celebrarán un pleno extraordinario en el que se votarán las enmiendas a la totalidad, que decaerán por la mayoría que ostentan PNV y PSE en el Gobierno.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos