La Diputación recuerda a las víctimas de ETA y apela a convivir «desde el respeto al diferente»

El acto, celebrado en el centro cultural Koldo Mitxelena, de San Sebastián/José Mari López
El acto, celebrado en el centro cultural Koldo Mitxelena, de San Sebastián / José Mari López

«Al fin ha acabado esta historia de terror, de violencia injusta que nunca tenía que haber comenzado», destaca el diputado general en la clausura de la exposición 'Luces en la memoria' | Maixabel Lasa asegura que «es difícil celebrar el final de lo que nunca debió comenzar»

A.GONZÁLEZ EGAÑA

La Diputación Foral de Gipuzkoa, gobernada por PNV y PSE-EE ha recordado y arropado este sábado por la mañana en San Sebastián a las víctimas de ETA y ha instado a la sociedad a «aprender a convivir desde el respeto al diferente, en una Euskadi en paz y en libertad». Dos días después del último comunicado en el que ETA anunció su disolución, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha asegurado que esta decisión de la banda «nos debe también servir para mirar hacia adelante, siempre guardando en la memoria colectiva lo ocurrido en el pasado y para aprender de ello y que nunca jamás vuelva a ocurrir». «Y eso también pasa por reclamar los derechos que os merecéis y os corresponden a las víctimas: verdad, justicia y reparación», ha destacado.

El teniente de diputado general, Denis Itxaso, ha remarcado que aunque hoy resulte «vergonzante y vergonzoso» recordarlo el motivo del terrorismo de ETA ha sido «la imposición de un proyecto totalitario, pasando por encima de todo, de las personas, de su vida y sus derechos más elementales. Eliminar o acallar a todos los que pensaran de forma distinta».

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha celebrado un acto de memoria de las víctimas del terrorismo, en el marco de la clausura del proyecto 'Luces en la memoria, arte y conversaciones frente a la barbarie de ETA'. La muestra, que ha permanecido abierta desde el pasado 8 de febrero, ha prolongado su estancia en el Centro Cultural Koldo Mitxelena al conocerse que la banda terrorista anunciaría su final tal y como lo ha hecho esta misma semana.

«Deseamos construir la convivencia desde la memoria democrática, que no justifique la violencia» Markel olano (diputado general de gipuzkoa)

Los escritores Juan Kruz Igerabide y Aritz Gorrotxategi, junto a Karlos Jiménez al piano para interpretar obras del repertorio vasco, han acompañado a las víctimas asistentes al acto en el que intervino la exdirectora de Atención a Víctimas del Terrorismo del Gobierno Vasco, Maixabel Lasa, viuda de Juan María Jáuregui, el exgobernador civil de Gipuzkoa asesinado por ETA en 2001. También han asistido diputados forales socialistas omo Marisol Garmendia o José Ignacio Asensio; la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejería; el portavoz del PP en Juntas de Gipuzkoa, Juan Carlos Cano; el secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa, Eneko Andueza; el representante de Covite Rubén Múgica; el edil del PNV en el Ayuntamiento donostiarra Juan Ramón Viles; así como representantes de la asociación francesa Memoria y Vigilancia, entre otros.

En su intervención, Olano ha mostrado su «solidaridad y cercanía a todas las víctimas y sus familiares y ha recordado que Gipuzkoa ha sido el territorio que ha sufrido el mayor número de víctimas de ETA, cuya disolución «ha llegado tarde, muy tarde». «Al fin ha acabado esta historia de terror, de violencia injusta que nunca tenía que haber comenzado», ha remarcado.

Ha lamentado «la triste historia de ETA, en nombre de un pueblo que no representaba, con una estrategia político-militar que ha vulnerado derechos humanos y ha infligido un daño terrible a la política vasca y ha deteriorado las relaciones sociales y la convivencia durante muchísimos años».

El diputado general también ha aprovechado para poner en valor el trabajo de quienes «desde una resistencia pacífica y democrática han trabajado a favor de la paz y la convivencia»

Denis Itxaso ha subrayado que la historia y la sociedad disolvieron a ETA «antes», cuando constataron que «su proyecto no tenía salida, que no había servido para nada, que a base de socializar el sufrimiento cada vez eran más los ciudadanos que huían de sus planteamientos y rechazaban sus imposiciones». «Cuando sinsentido, cuanta locura, cuanto sufrimiento, y todo para nada», ha lamentado.

«La historia y la sociedad disolvieron a ETA antes, cuando constataron que su proyecto no tenía salida, que no había servido para nada» Denis Itxaso (teniente de diputado general)

El diputado foral ha trasladado la disposición a que cumplidas las responsabilidades que marca la Ley, los terroristas «puedan reintegrarse en la sociedad», para convivir en paz y respetando la libertad de los ciudadanos, pero no a que «traten de reescribir las historias, condicionar el futuro político y el deber ser de nuestro País», ni a que para ello «intenten hacer valer su renuncia a las atrocidades cometidas y traten de convencerse y convencernos de que el asesinato fue necesario para sentar las bases del futuro hacia el que debemos avanzar».

«Una vez más el resabio y la tendencia hacia la barbarie, que les inhabilita para participar del futuro de Euskadi mientras no sean capaces de hacer un ejercicio sencillo pero verdadero, admitiendo que se equivocaron, que no había ninguna razón para hacer lo que hicieron, que causaron sufrimiento injusto y que, por todo ello, deben pedir perdón a la sociedad vasca y, en especial, a todas las víctimas», ha asegurado. Itxaso ha recordado que el futuro de la sociedad vasca debe tener muy presente lo sucedido y hay que hacer así «pedagogía democrática, deslegitimando donde sea necesario, el empleo de la violencia» y contar con todas las víctimas «sin excepción, sean de ETA, del GAL o de cualquier otra facción violenta».

«Si no hubiera sido por los que no callaron, los que denunciaron, los que vivieron señalados y, en muchos casos, murieron ignorados, hoy probablemente no tendríamos motivo de celebración» Maixabel lasa (exdirectora de la oficina de atención a víctimas del terrorismo del Gobierno Vasco y viuda de Juan Mari Jaúregui)

Maixabel Lasa ha leído un texto titulado 'Elogio de los responsables' en el que reconoce que «es difícil celebrar el final de lo que nunca debió comenzar», porque ETA «nunca debió de existir». Además, ha ensalzado a quienes se «hicieron responsables para oponerse a la injusticia, a un proyecto totalitario» de ETA para «sostener la libertad y preservar la convivencia», porque «si no hubiera sido por ellos, por los que no callaron, los que denunciaron, los que vivieron señalados y, en muchos casos, murieron ignorados, hoy probablemente no tendríamos motivo de celebración».

El final de ETA

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos