La Diputación fija cinco proyectos claves para poner las bases de la Gipuzkoa del futuro

Presentación de la agenda política/Arizmendi
Presentación de la agenda política / Arizmendi

Destinará 65 millones de euros hasta 2025 a iniciativas vinculadas a la ciberseguridad, envejecimiento, cambio climático, movilidad sostenible y cultura

A. GONZÁLEZ EGAÑA

La Diputación Foral de Gipuzkoa destinará en el periodo 2018-2025 un total de 65 millones de euros a proyectos «imprescindibles para hacer frente a los retos del futuro y poner las bases de la Gipuzkoa del mañana». Bajo el marco de Etorkizuna Eraikiz, se desarrollarán cinco proyectos estratégicos en sectores «clave» como la ciberseguridad o la atención del envejecimiento; siete proyectos experimentales en ámbitos como la atención a la dependencia o la creación de contenidos audiovisuales en euskera; y la puesta en marcha de un 'think tank' que «ejercerá de unidad de I+D generadora de conocimiento».

Los cinco proyectos estratégicos

  • 1

Ciberseguridad industrial: se trata de una iniciativa destinada a «blindar la competitividad» de las empresas del territorio. En el periodo 2018-2025 se destinarán a la infraestructura un total de 8,5 millones de euros y sus funciones serán, entre otras, la prevención de incidentes y la intervención de primer nivel. Contará con un laboratorio de investigación, evaluación y contraste de productos y llevará a cabo acciones de sensibilización y formación, ámbito donde «jugará un papel fundamental la alianza con los centros educativos del territorio», ha apuntado Olano.

  • 2

Centro de referencia en la atención al envejecimiento y la dependencia: se ubicará en Trintxerpe y está llamado a convertir a Gipuzkoa en «referente» dentro del sector. El centro contará con una unidad de I+D+i que «será capaz de vincular la actividad asistencial, la gestión del conocimiento y el desarrollo tecnológico e industrial en materia de envejecimiento, salud y bienestar». En el mismo espacio habrá cabida para la atención residencial a personas mayores basada en la ACP (Atención Centrada en la Persona), la atención residencial permanente o diurna, así como la focalizada a otros colectivos con necesidades sociales, fomentando la interrelación entre residentes. Por último, el espacio hará las veces de creador de sinergias para estrechar lazos con el tercer sector.

  • 3

Instituto para el cambio climático: estará ubicado en el Complejo Medioambiental de Gipuzkoa con el objetivo, entre otras cuestiones, de adaptar a la costa guipuzcoana a las consecuencias del mismo; y, por la otra, un polo de Experimentación en electromovilidad y eficiencia energética, cuya ubicación está todavía por determinar.

  • 4

Impulso de infraestructuras de movilidad sostenibles: se busca revitalizar las vías verdes del territorio y que sean, además, un nuevo recurso turístico. También se prevé impulsar un nuevo modelo ferroviario para Gipuzkoa y, pese a que la Diputación no tiene la competencia, reiteran en la necesidad del intercambiador en Riberas de Loiola entre Renfe Cercanías y Euskotren.

  • 5

Renovación del Koldo Mitxelena: será un moderno centro cultural «adaptado a las necesidades de los nuevos tiempos». El objetivo es convertir al KM en un «centro de referencia cultural» para el territorio en el que tengan cabida «todos los públicos, incluso el infantil».

La definición de estos cinco proyectos estratégicos comenzó a fraguarse a lo largo de 2016, bajo el paraguas de Gipuzkoa Taldean, en una reflexión compartida con colectivos sociales y económicos de Gipuzkoa y en coherencia con la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3). Se identificaron y definieron cinco proyectos estratégicos para el desarrollo de Gipuzkoa en los próximos 10 años, así como una serie de nuevos proyectos piloto o experimentales. En la actualidad se está trabajando en su diseño para abordar su implantación a lo largo de 2017, 2018 y 2019. La Diputación ha constatado la necesidad de dar continuidad al proceso iniciado en el marco de Gipuzkoa Taldean, reconvirtiendo ese espacio en un 'think-tank' de carácter permanente.

Respecto a los siete proyectos experimentales, aún en fase de testeo, disponen de un presupuesto total es de 3,8 millones, y son: una factoría para el impulso a la creación de contenidos audiovisuales en euskera en Tabakalera; Gastronomía 4.0: Innovación, experimentación y tecnología; las tecnologías para un turismo inteligente; el proyecto Gipuzkoa Coopera; el nuevo mecenazgo cultural y la atención domiciliaria integral a personas dependientes y la integración social de jóvenes en desprotección y vulnerabilidad social.

Presupuesto 2018-2025

PROYECTOS ESTRATÉGICOS
: 59.000.000
Centro de Ciberseguridad Industrial: 8.500.000
Centro de referenca en la atención del envejecimiento y la dependencia y Polo de Innovación: 30.700.000
Centro para el cambio climático y transición energética: 8.900.000
Infraestructuras para la movilidad sostenible de futuro: 4.900.000
Koldo Mitxelena Kulturunea 2040: 6.000.000
PROYECTOS EXPERIMENTALES
: 3.860.000
Factoría para el impulso a la creación de contenidos audiovisuales en euskera: 400.000
Gastronomía 4.0: Innovación, experimentación y tecnología: 1.150.000
Tecnologías para un turismo inteligente: 200.000
Gipuzkoa Coopera: 560.000
Nuevo mecenazgo cultural: 250.000
Atención domiciliaria a personas dependientes: 280.000
Integración social de jóvenes en desprotección y vulnerabilidad social: 1.020.000
GIPUZKOA TALDEAN
:
Gobernanza abierta: 'Think Tank', laboratorio de ideas para el futuro de Gipuzkoa: 2.400.000
Gipuzkoa Taldean: 2.400.000

El diputado general de Gipuzkoa Markel Olano (PNV) y el teniente de diputado general, Denis Itxaso (PSE-EE) han sido los encargados de presentar en Albaola los detalles de esta nueva agenda. Olano ha apuntado que «tras deshacerse del lastre de los debates que mantenían al territorio anclado en el pasado, ahora podemos poner rumbo a construir la Gipuzkoa que todos anhelamos, competitiva en lo económico y situada entre los territorios del mundo con menor desigualdad social, lingüística y de género». Olano ha citado que «el mundo está cambiando a toda velocidad y Gipuzkoa, como territorio, tiene que estar preparada para adaptarse».

Itxaso, por su parte, ha coincidido con Olano en que esta nueva agenda «es el resultado de un esfuerzo y una visión compartida» que suponen la «superación de viejos debates que han lastrado durante mucho tiempo el progreso del territorio». Estas iniciativas, ha asegurado, tendrán un impacto en el día a día de la ciudadanía y «lo hacemos con una mirada y unas herramientas genuinamente guipuzcoanas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos