Gesto inédito de ETA: dice que «lamenta sinceramente» el asesinato del gendarme Nérin

Homenaje del Parlamento vasco en 2010 al brigadier asesinado/EFE
Homenaje del Parlamento vasco en 2010 al brigadier asesinado / EFE

«Lamentamos sinceramente aquella muerte, y queremos mostrar nuestro pésame a sus familiares», dice el mensaje transmitido por los cuatro presos condenados este miércoles en París a penas de 25 a 14 años de cárcel por el atentado ocurrido en 2010

FERNANDO ITURRIBARRÍA

En un hecho insólito e inédito en Francia, ETA expresó este miércoles sus condolencias por una de sus víctimas mortales. Se trata del brigadier jefe Jean Serge Nérin, primer policía francés muerto por disparos etarras y último nombre en el luctuoso listado del historial criminal de la organización terrorista. Los cuatro etarras acusados de la acción terrorista han sido condenados a penas de 25 a 14 años de cárcel.

La significativa novedad se produjo ante el Tribunal Especial de lo Criminal de París que juzga desde el 20 de noviembre a los presos Arkaitz Agirregabiria del Barrio, Josu Urbieta Alkorta, Izaskun Lesaka Argüelles y Xabier Goienetxea Iragorri. En el último turno de palabra, antes de que los jueces se retiraran a deliberar la sentencia, leyeron un comunicado de su organización cuyo contenido dijeron asumir plenamente.

«El brigadier-jefe Jean Serge Nérin murió a consecuencia de los disparos de los militantes de ETA. Queremos manifestar públicamente que lamentamos sinceramente aquella muerte, y queremos mostrar nuestro pésame a sus familiares. Lo hacemos con todo respeto, pues sabemos que no existen palabras que apacigüen ese dolor», expone el texto leído por Lesaka.

Enfrente la viuda, hermana, cuñados y familiares del policía francés nacido en Guayana escucharon con atención unas palabras que habían echado en falta tanto en este juicio en apelación como en el celebrado en primera instancia hace dos años. Los allegados, personados como acusación particular en proceso, declinaron luego hacer declaraciones.

El comunicado reafirma que el tiroteo mortal con la patrulla policial al mando de Nérin fue ajeno a la voluntad de ETA. «Esos hechos provocaron grave perjuicio. Por una parte, perjuicio político. Un hecho de esa naturaleza, producido nada más decidir abandonar las acciones de carácter ofensivo, podía restar credibilidad al esfuerzo por la paz emprendido. Pero, por otra parte, aquellos sucesos provocaron además un grave daño humano», plantea el texto.

El documento finaliza con la asunción de que «durante estas décadas ha habido gran sufrimiento en todas las partes». «ETA reconoce el que ha causado con sus acciones. Y todos deberemos hacer aún más para alcanzar un futuro de paz y libertad. El pueblo vasco tiene nuestra palabra de que nos empeñaremos en ello», concluye.

Sentencia condenatoria

Pese a este documento de pésame, el Tribunal de lo Criminal de París les imponía las mismas penas que en el proceso celebrado en primera instancia hace dos años, y en el que también hubo otros dos terroristas condenados -que no recurrieron-, en particular el exdirigente de la organización terrorista Mikel Carrera Sarobe, 'Ata'. Como entonces, los jueces han decidido la expulsión definitiva de Francia de los cuatro (que tienen nacionalidad española) al final de sus penas.

La más elevada dictada, de 25 años, ha sido de nuevo para Arkaitz Aguirregabiria del Barrio (34 años), por el papel que tuvo como lugarteniente de 'Ata' y por intento de asesinato de un policía. Los jueces han sentenciado a 16 años a Josu Urbieta Alcorta (39 años) y a 14 años tanto a Izaskun Lesaka Argüelles (42) como a Xabier Goienetxea Iragorri (37).

En diciembre de 2015, junto a estos cuatro habían sido condenados Joseba Fernández Aspurz, a 16 años, y Carrera Sarobe, a la pena más dura, la de cadena perpetua. Este último por ser uno de los dos miembros del comando (en total formado por nuevo o diez personas) que disparó mortalmente contra el brigadier jefe Jean-Serge Nérin el 16 de marzo de 2010 tras robar varios coches en un concesionario de Villiers en Bière, a una cincuentena de kilómetros al sur de París. Sin embargo, el segundo tirador todavía no ha podido ser identificado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos