Días de tensión en las cárceles

El asesinato de Blanco también se vivió con tensión en las cárceles. Personas que estaban en prisión en esa época por pertenencia a ETA recuerdan que tras el asesinato se produjeron «encierros y palizas» a reclusos de la banda. No obstante, estas fuentes recuerdan que el terrible 'modus operandi' provocó un gran impacto social, con un desgaste para la izquierda abertzale muy grande, similar al vivido tras el asesinato en 1985 de la exdirigente de ETA María Dolores González Katarain, 'Yoyes'. Nadie en el colectivo de presos confiaba, por otra parte, en que el Gobierno central, con Aznar y el ministro de Interior, Jaime Mayor, al frente accediera a acercar a todos los presos a cárceles vascas, como exigía ETA para liberar con vida al concejal del PP. Ninguna de las vías ensayadas en aquellos días para tratar de persuadir a ETA, y que se fueron conociendo posteriormente, logró que la banda diera marcha atrás al crimen.

Fotos

Vídeos