El PNV se desmarca de un acto unitario con EH Bildu y sindicatos contra el 155

Otegi y Ortuzar, durante la reciente manifestación convocada por Guru Esku Dago./JAVIER ZORRILLA / EFE
Otegi y Ortuzar, durante la reciente manifestación convocada por Guru Esku Dago. / JAVIER ZORRILLA / EFE

La coalición abertzale y ELA y LAB convocarán una manifestación el 4 de noviembre en Bilbao, y los jeltzales decidirán en próximos días si se suman a esta protesta

ANA VOZMEDIANOSAN SEBASTIÁN.

El PNV no acudirá hoy a la convocatoria que protagonizarán EH Bildu, ELA y LAB en el hotel Abando de Bilbao para anunciar una manifestación el sábado 4 de noviembre contra el artículo 155. De esta forma, se desmarca de la unidad de acción soberanista seguida hasta ahora, aunque los jeltzales estudiarán si finalmente se suman a esa marcha en la capital vizcaína. Aunque el anuncio de esta comparecencia de hoy no detalla qué formaciones son las que van a formar parte de la concentración, también Podemos e IU analizan si adherirse.

Los comparecientes de esta tarde anunciarán la celebración de una manifestación en contra de la aplicación del 155 en Cataluña para el sábado 4 de noviembre, para la que se hará un llamamiento a toda la ciudadanía y a todas las fuerzas políticas y sindicales, más allá de esta primera negativa jeltzale a participar en el acto de hoy.

El caso es que la unidad que existía hasta ahora entre las fuerzas abertzales de uno u otro signo ha quedado quebrada por el momento. El mes pasado, PNV y EH Bildu coincidieron en las manifestaciones de Gure Esku Dago sobre el referéndum del 1-0, lo que permitió hacer patente la unidad entre las familias abertzales en lo que se refiere a la crisis catalana.

Esteban advierte de que la «épica de la DUI» pone demasiadas cosas en riesgo

Erkoreka solicita «distensión» y «diálogo» en un momento crítico

La foto no se repetirá hoy, aunque la ausencia del PNV no tendría porque repetirse en otros actos que se convoquen desde este foro, incluida la manifestación del día 4. Fuentes jeltzales explicaron que no habían sido invitados a la concentración de hoy y que no cuentan con la información necesaria para adherirse. Niegan, sin embargo, que esta postura pueda ser definitiva. Además, desde EH Bildu se pretende convencer al PNV para que asista a la manifestación. Se confirman contactos discretos.

El PNV pedía el martes al Govern de la Generalitat que convocara elecciones que pudieran desbloquear el punto de enconamiento al que ha llegado la crisis catalana y ayer, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, apeló a los dirigentes catalanes a adoptar decisiones «inteligentemente sabiendo lo que es mejor para lo que dicen defender. La épica de declarar la independencia es llamativa,pero pone demasiadas cosas en juego».

Esteban pidió cautela y avisó de que, a su juicio, declarar unilateralmente la independencia «para darse el gusto y a los dos minutos darse cuenta de que nadie la reconoce» puede acarrear que las instituciones catalanas «sean anuladas». «Hay que saber en qué terreno se está y parece que se ponen demasiadas cosas en riesgo». Pese a que fue muy crítico con esa posible declaración de la DUI que para muchos va a pronunciarse hoy en el Parlament, Esteban reiteró su oposición a la aplicación del artículo 155 que se aprobará mañana en el Senado. «El dilema ha quedado en que se aplique el 155 o no, un 155 absolutamente amplio y extensivo que se carga el Estado de derecho y no respeta ni siquiera las reglas constitucionales».

Elecciones

El líder jeltzale insistió en la celebración de unas elecciones como la mejor solución, «unos comicios convocados por la Generalitat con unas instituciones no intervenidas en las que los partidos independentistas pueden hacer su campaña». En su intervención no faltaron tampoco las críticas al PSOE «que quiere estar en misa y repicando», ni alusiones a las relaciones entre PNV y PP. «Hay que mantenerlas pese a que sea muy complicado hacerlo en esta situación», defendió. Pero los jeltzales, lo reconoció el propio Esteban, tienen compromisos del PP, algunos de carácter político como el presupuestario, pero otros firmados ya entre los gobiernos «que según el ordenamiento jurídico deben cumplirse».

Mientras, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, afirmó que sin distensión y sin diálogo «no vamos a poder salir de la encrucijada del conflicto político catalán, para lo que hace falta voluntad y disposición, en este momento crítico. Ambas, aunque parezca tarde, son posibles, de manera que la peor de las alternativas no se haga efectiva y podamos evitarla».

Erkoreka se refirió así al artículo 155 de la Constitución y al rechazo que provoca en el seno de su formación política. «Estamos viviendo un momento realmente crucial en relación con el futuro de Cataluña, de tal manera que lo que se haga y decida, de lo que se resuelva esta semana, seguramente resultarán consecuencias importantísimas para Cataluña y los catalanes para los próximos años».

Fotos

Vídeos