El PSE denuncia que los insultos a ediles de Cataluña recuerdan a «lo vivido en Euskadi»

Arriola, Renedo y Mendia, ayer en Tolosa. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Arriola, Renedo y Mendia, ayer en Tolosa. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Mendia apela al «seny» catalán y llama a todos los partidos a buscar el próximo 2 de octubre una «salida dialogada al conflicto»

A. GONZÁLEZ EGAÑA SAN SEBASTIÁN.

A Idoia Mendia le preocupa la situación que están viviendo en los últimos días alcaldes y concejales del PSC y de otros partidos políticos que son «perseguidos e insultados» por no compartir la hoja de ruta del independentismo en Cataluña y por defender «la democracia y las leyes». Con la memoria de lo ocurrido, en tiempos no demasiado lejanos, a numerosos cargos socialistas vascos, la secretaria general del PSE-EE remarcó que, «como antes en Euskadi», ahora toca defender el derecho a hacer política con normalidad en Cataluña, donde los alcaldes del PSC «están siendo amenazados» por oponerse al referéndum ilegal y por negarse a ceder «al chantaje». «Los insultos, las coacciones y las presiones están creando un ambiente que, por desgracia, recuerda al vivido en los ayuntamientos vascos hace no tanto», rememoró.

Mendia hizo esta apelación a la normalidad política durante el acto de reinauguración de la casa del pueblo de Tolosa, que tras años de amenaza etarra ha podido «derribar los muros» para estar más cerca de los vecinos. «Se ha abierto una ventana a la libertad», se congratuló la líder socialista. Los tiempos de «normalización política» que vive Euskadi permiten hoy abrir estas sedes del PSE que hasta hace bien poco eran «casi búnkeres». En palabras de la secretaria general del PSE-EE, hacer política con normalidad, militar o simpatizar con un partido «sin que suponga un peligro» es una de las conquistas de la sociedad vasca en los últimos años.

Reforma federal

En el caso de Cataluña, la dirigente del PSE apeló al diálogo y emplazó a pensar en el día 2 de octubre, el día después del referéndum en Cataluña, como la fecha en la que se tiene que «establecer un diálogo político que busque soluciones». «Los socialistas llevamos tiempo reclamando, muchas veces en solitario, una salida dialogada al problema catalán», destacó. La salida que proponen los socialistas, según recordó Mendia, pasa por una reforma federal «que modernice el país y atienda a las demandas de más autogobierno de buena parte de la ciudadanía catalana».

No obstante, Mendia advirtió de que «difícilmente se puede hallar este punto de encuentro, con amenazas y con una deriva antidemocrática como la que están siguiendo los independentistas». Ante ese difícil escenario apeló «a la calma, la sensatez y al 'seny' catalán, a ese sentido común que siempre ha tenido la sociedad catalana y a sus responsables políticos para hacer posible que el día 2 de octubre» todas las fuerzas políticas puedan sentarse en busca de una «salida dialogada, pactada».

Fotos

Vídeos