Denis Itxaso: «El liderazgo compartido nos permite desplegar en Gipuzkoa una agenda socialdemócrata»

El teniente de diputado general de Gipuzkoa, Denis Itxaso, posa en la planta que la empresa Irizar tiene en Aduna. / LUIS MICHELENA
Denis Itxaso, teniente de diputado general de Gipuzkoa

«Mientras nos una la preocupación por el bienestar de la gente, la fórmula bipartita PNV-PSE puede seguir siendo útil»

A. GONZÁLEZ EGAÑASAN SEBASTIÁN.

Denis Itxaso está convencido de que si Gipuzkoa quiere implantar una agenda socialdemócrata de futuro «va a ser imprescindible contar con la izquierda de gobierno, que es la que representa el PSE». El teniente de diputado general del PSE reconoce que mantiene con el PNV un nivel de colaboración «muy leal y sincero».

-¿Satisfecho con la nueva agenda política de Gipuzkoa? ¿De qué proyecto estratégico se siente más orgulloso?

-Creo que este nuevo liderazgo compartido nos permite desplegar en Gipuzkoa una agenda socialdemócrata para dar respuesta a los desafíos del siglo XXI. Entre todos los proyectos yo hablaría del clima, del envejecimiento, del multiculturalismo y de la revolución tecnológica. Todos responden a esas cuatro grandes incógnitas de este siglo. Me siento orgulloso de que hayamos sido capaces de encontrar una síntesis desde lo que son liderazgos compartidos y, por una vez, no ir por detrás de los acontecimientos.

«Veo complicado que se puedan configurar mayorías alternativas en Gipuzkoa»

-Los plazos del nuevo plan estratégico van más allá de lo que resta de legislatura. ¿Confía en que estos retos vienen para quedarse?

-Es una mirada como mínimo de una década. Esos desafíos que hemos detectado y en los que creemos que Gipuzkoa, honestamente, puede decir algo y dar sus propias respuestas, necesitan una aplicación en el largo recorrido. Es, además, una agenda suficientemente completa para que el conjunto del arco parlamentario pueda hacer sus propias aportaciones, a las que, por supuesto, estamos abiertos. Aquí no sobra nadie.

-¿Comparte entonces que hay que zanjar ya los debates del pasado?

-Este gobierno ha sacado a Gipuzkoa de una cierta parálisis. De hecho, todas las cuestiones de la vieja agenda están en vías de solución, les estamos dando respuestas muy concretas, las estamos aplicando y dedicando presupuestos. Hemos puesto velocidad de crucero a todas ellas. Y una vez encauzadas entendemos que hay que levantar la mirada y establecer la agenda para los próximos diez años.

-¿Ha pasado la denominada turismofobia que se vivió en Gipuzkoa este verano?

-Siempre he creído que el debate es muy pertinente sobre todo cuando estamos ante un sector económico cada vez más relevante, que también afecta a la convivencia y el bienestar de las personas. Nosotros vamos a llevar ese debate a las Juntas Generales apoyado en dos documentos estratégicos. Pero lo que ha habido este verano no ha sido un debate sino medidas de presión contra el sector, las instituciones y los propios turistas, y eso es otra cosa muy distinta.

-¿La colaboración en el Gobierno de coalición PNV-PSE es modélica como afirma Markel Olano?

-Es verdad que tenemos unos niveles de colaboración muy leales y sinceros. Lo que nos une es una agenda determinada para Gipuzkoa. Obviamente, pertenecemos a tradiciones ideológicas distintas, con visiones del mundo distintas, pero eso no nos ha impedido ponernos de acuerdo en una agenda política. Ambos partidos nos sentimos cómodos hablando del bienestar de la gente y de las necesidades perentorias que tiene. Todo eso es lo que nos une, y mientras la agenda política de Gipuzkoa esté encauzada en esos términos, creo que esta fórmula de coalición bipartita puede seguir siendo útil.

«El lehendakari está diciendo cosas con las que nos sentimos más identificados»

-¿Existe entre ustedes un feeling personal más allá de su relación política por el cargo?

-Somos dos personas muy diferentes, pero, por eso mismo y porque estamos llamados a entendernos, estamos descubriendo universos distintos. Nuestra relación nos está permitiendo reconocernos el uno al otro y comprender de dónde viene cada cual y por qué se comporta como se comporta. Tenemos facilidad para hablar, para llamarnos y también para quejarnos o enfadarnos. De todo hay.

-¿Se whatsappean a menudo?

-Lo que hacemos es hablar mucho, más que whatsappear.

-¿Le han incomodado últimamente declaraciones de su socio de gobierno sobre el derecho a decidir?

-Nosotros siempre nos fijamos más en lo que hacen que en lo que dicen. Tenemos un gobierno entre sensibilidades diferentes que le está dando estabilidad. Las fórmulas que estamos aplicando aquí son justo las opuestas a las que se están dando en Cataluña y, desde ese punto de vista, nos parece más importante lo que se aplica y lo que se hace. En todo caso siempre nos queda el lehendakari, ¿no? Y está diciendo cosas con las que nos sentimos más identificados. No creo que ni la mayoría de los vascos ni la mayoría de los nacionalistas vascos cambiasen por nada del mundo la situación vasca por la catalana.

-¿Ha hecho el PSE alguna propuesta para homenajear a los republicanos represaliados del franquismo como le ha invitado Olano, tras su queja por los actos organizados por la Diputación?

-Estamos trabajando en propuestas concretas para que los homenajes que la Diputación vaya a llevar a cabo en el futuro incorporen todas las sensibilidades. A nosotros como socialistas no se nos puede olvidar que el republicanismo estuvo muy presente, que fue la vanguardia de la resistencia frente a los nacionales y que nuestros abuelos y bisabuelos sufrieron mucho. Y nosotros también queremos guardar su memoria y que esté presente en esos homenajes de forma mucho más nítida y explícita de lo que ha estado hasta ahora.

-¿Ha pensado en su futuro, se volverá a presentar como candidato del PSE a diputado general?

-Eso en mi partido lo deciden las bases y los militantes. En todo caso, ese momento no ha llegado. Y antes de tomar una decisión, honestamente, sobre si quiero presentarme o no, lo pensaré cuando pueda analizar si he cumplido con el compromiso que adquirí. Mis otros dos diputados y yo haremos un análisis sincero, honesto y autocrítico de qué grado de integración de nuestro proyecto hemos logrado alcanzar y veremos si tiene sentido seguir o no.

-¿Gipuzkoa va a tener un acuerdo sobre fiscalidad en breve?

-Estamos cerca de alcanzar un acuerdo.

-¿Se van a subir los impuestos a los guipuzcoanos?

-Las negociaciones que estamos manteniendo con el PNV nos llevarán seguramente a algunos ajustes o retoques, pero no espero que vayan a ser grandes cambios, entre otras cosas porque necesitamos que los tres territorios tengan la mayor armonía posible. Dado como está el panorama y lo bien que está funcionando el actual sistema, con unos retoques podrá ser suficiente.

-¿Confía en que el PNV mantenga la apuesta por el gobierno de coalición de cara a 2019? ¿El bipartido PNV- PSE tiene futuro?

-Yo estoy convencido. Si queremos implantar una agenda socialdemócrata de futuro en Gipuzkoa, va a ser imprescindible contar con la izquierda de gobierno, que es el PSE. Así lo vamos a volver a decir el próximo 1 de octubre en el congreso del PSE. Somos la izquierda de gobierno frente a visiones escépticas o pesimistas que nos restan mucha energía y a una izquierda un tanto anacrónica. Es decir, si queremos realmente que este proyecto político tenga futuro es imprescindible contar con una coalición de estas características que le dé estabilidad al gobierno foral y que recupere la vía del acuerdo entre distintos.

-¿Ve riesgo de que el PNV se pueda acercar a EH Bildu?

-El PNV es muy dueño de ver hacia dónde quiere ir, pero parecería un tanto sorprendente, después de todos los acuerdos que está alcanzado con nosotros. Lo que prevalece en Gipuzkoa es un modelo concreto de salida de la crisis, del que salgamos con la lección aprendida y estemos centrados en las necesidades sociales. Mientras lo que prevalezca en la agenda sea eso yo veo complicado que se puedan configurar mayorías alternativas.

-¿Y a Podemos?

-Es difícil saber dónde están y qué aportan ahora en Euskadi. Ni siquiera ellos saben qué es lo que quieren aportar. También es verdad que tienen un debate interno muy profundo que tendrán que resolver. Pero creo que tanto a ellos como a Bildu hay que pedirles que aporten su granito de arena. Estamos necesitados de ampliar los consensos. Nos jugamos mucho en esta agenda nueva y serán bienvenidas todas las aportaciones que se quieran hacer.

-¿De cara a las elecciones de 2019 les puede perjudicar haber sido socios del PNV?

-Yo tengo máxima confianza en la gente y en su capacidad de discernir y de entender las cosas. El Partido Socialista sigue donde ha estado toda su vida, en la defensa de las personas más vulnerables y de los más necesitados. Lo que está haciendo es proponer una agenda socialdemócrata donde además de la educación universal y pública, además de la sanidad y de la seguridad del empleo, incorporemos a la agenda cuestiones tan perentorias como el clima, el envejecimiento o la tecnología. Ahí está la utilidad del PSE frente a otras alternativas que se llaman de izquierda, la nuestra es una izquierda de gobierno y útil. Estoy convencido de que la mayor parte de la ciudadanía vasca se sitúa en esos parámetros, en un centro, centro izquierda, y en la necesidad de dotar de estabilidad al gobierno.

-¿Siente que los guipuzcoanos identifican que el PSE está en el gobierno foral?

-Con total humildad creo que el Gobierno de Gipuzkoa es muy equilibrado, con un liderazgo compartido real. Creo que el tándem es visible y la ciudadanía es consciente de que pedaleamos igual PNV y PSE.

-¿Usted qué entiende por el Estado plurinacional de Pedro Sánchez?

-Es una manera de formular las múltiples identidades que cohabitan dentro de un Estado. Los Estados modernos son plurales por naturaleza y tienen que saber acoger esa diversidad buscando las palabras o encajes más adecuados en cada momento. Hay mucha gente en España que se siente solo española y, seguramente, España en sí misma es una nación, pero que convive con otros sentimientos nacionales. A mí me parece que es una cuestión tan sencilla de comprender que deberíamos poder incorporarla a nuestro acervo constitucional.

Más

Fotos

Vídeos