Cuatro rosas para el recuerdo

Cuatro rosas para el recuerdo

DV

La viuda de Isaías Carrasco, Marian Romero, regresó ayer por la mañana a la calle Navas de Tolosa, de Arrasate, donde ETA asesinó a su marido en 2008. Como cada 7 de marzo, depositó una vela y tres rosas blancas y una roja, iguales a las que Isaías le regaló un día de los enamorados como símbolo de sus tres hijos y de su vida en común. «Han pasado 10 años y te sigo echando de menos», escribió ayer en Facebock.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos