PSE y PP critican la presencia de cargos institucionales del PNV en la cadena

El diputado de ERC, Gabriel Rufián, aprovechó para hacerse selfies y saludar a los participantes en la cadena humana./EFE
El diputado de ERC, Gabriel Rufián, aprovechó para hacerse selfies y saludar a los participantes en la cadena humana. / EFE

Socialistas y populares vascos aseguran que «es un papel que noles corresponde» y llaman a alejarse del secesionismo catalán

J.ARTOLA

PSE y PP criticaron este domingo la presencia de cargos institucionales del PNV, como la de los alcaldes de las capitales vascas, el diputado general de Gipuzkoa o la presidenta del Parlamento, en la cadena humana organizada por Gure Esku Dago en favor del ejercicio del derecho a decidir. El secretario de Organización de los socialistas vascos, Miguel Ángel Morales, reconoció la libertad de los partidos «de impulsar o respaldar una actividad política que no forma parte de las preocupaciones de una inmensa mayoría», pero precisó que «los responsables institucionales se deben a las tareas para las que han sido elegidos y, en su caso, a reivindicaciones útiles para mejorar la vida de todos y todas, y no a movilizaciones de parte». En este sentido, Morales recordó que «no es la primera vez que vemos a alcaldes o diputados generales en estos actos» y opinó que «es un papel que no les corresponde».

En la misma línea se pronunció la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, que consideró una «temeridad» la participación de estos cargos y que al hacerlo dejan claro que «priorizan sus intereses ideológicos a los intereses de los ciudadanos que representan».

La dirigente popular fue especialmente crítica con la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, porque «ha vulnerado la neutralidad de su cargo». Fernández señaló asimismo que el PNV ha «reanimado» a Gure Esku Dago, que era una «iniciativa sin futuro» pero ahora «pone en riesgo el futuro de los vascos» al otorgarle un «rango de autoridad que no se merece» con reuniones «al más alto nivel» en las instituciones.

Crítica a Urkullu

Fernández también aprovechó para acusar al lehendakari, Iñigo Urkullu, de ser «uno de los grandes responsables» del cambio del PNV hacia la «ruptura social». Y censuró al PSE por ser socio de gobierno de los nacionalistas en las instituciones vascas, manteniendo un «inmovilismo cómplice». Sobre la cadena que concentró a decenas de miles de personas, entre ellos dirigentes independentistas catalanes como Gabriel Rufián (ERC), el PSE afirmó que en Euskadi «el conjunto de la sociedad vasca está muy lejos de pretender un escenario de confrontación como el que estamos viviendo con Cataluña». En este sentido, aseguró que «todos los estudios sociológicos apuntan a un descenso del número de personas que quieren la independencia y las acciones unilaterales». Por ello instó a todas las formaciones políticas a dar respuesta a las demandas de la mayoría de los vascos. «Estamos convencidos de que la ciudadanía vasca nos quiere dando respuestas a los pensionistas, a las mujeres, a los jóvenes que buscan empleo para poder emanciparse, en lugar de rescatar debates antiguos sobre el derecho a la independencia», dijo.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos