Covite se muestra «de acuerdo» con los acercamientos porque cumplen las condiciones

Ordoñez con los miembros de la delegación de Iparralde. /Arizmendi
Ordoñez con los miembros de la delegación de Iparralde. / Arizmendi

Consuelo Ordóñez califica de «positiva» la reunión mantenida con miembros de la delegación de Iparralde que negocia con Francia por los presos

AINHOA MUÑOZ

La presidenta del colectivo de víctimas del terrorismo Covite, Consuelo Ordóñez, se ha reunido este martes en San Sebastián con dos cargos electos de Iparralde que negocian con el Gobierno francés el acercamiento de los presos de ETA: el senador Max Bisson y el diputado Vicent Bru. Un encuentro de más de hora y media de duración en el que ambas partes han hablado sobre el traslado de Zigor Garro y Julen Mendizabal a la cárcel de Mont-de-Marsan, la más próxima a Euskadi. Un escenario con el que Ordóñez se ha mostrado «perfectamente de acuerdo» porque ambos reclusos cumplen con las condiciones exigidas: no tener delitos de sangre, no tener una pena pendiente en España y estar a menos de tres años de cumplir su pena.

Según Ordóñez, las leyes penitenciarias francesas «son el único punto» en el que «no tenemos discusión». «Lo que ellos han conseguido es que se aplique la legislación común de Francia a los presos», ha manifestado en referencia a los dos portavoces de la delegación de Iparralde. La hermana de Gregorio Ordóñez, asesinado por la organización terrorista en 1995, se ha mostrado satisfecha con la reunión -la ha calificado de «positiva»- porque, entre otras cosas, ha vuelto a confirmar que la pretensión del Gobierno de Macron es acercar los presos de ETA que cumplan una serie de requisitos. «Ellos, y nosotros, siempre vamos a defender el Estado de Derecho», ha manifestado.

Sin embargo, la presidenta de Covite también ha criticado las «informaciones confusas y falsas» lanzadas, a su juicio, por la izquierda abertzale sobre el papel que estaban jugando Max Bisson y Vicent Bru así como el propio Gobierno de Francia en política penitenciaria. «Nos han reconocido que la información sobre que el Gobierno francés está cambiando la política penitenciaria está manipulada», ha continuado Ordóñez. Además, y según ha desvelado, ambos cargos electos del país galo le han trasladado a Covite que en Euskadi «estamos muy lejos de una posible reconciliación». «Dicen que no ha cambiado nada en los etarras y en la izquierda abertzale sobre el reconocimiento de que lo que hicieron estuvo mal», ha zanjado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos