Covite contabiliza 77 homenajes a etarras, la mayoría en Gipuzkoa, durante 2017

El colectivo de víctimas hace balance de «los actos de enaltecimiento del terrorismo» registrados en su Observatorio de la Radicalización

A. GONZÁLEZ EGAÑA SAN SEBASTIÁN.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha registrado y documentado 77 «actos de enaltecimiento del terrorismo» de ETA en Euskadi, Navarra e Iparralde en 2017. El Observatorio de la Radicalización, un espacio de denuncia que puso en marcha el pasado mes de septiembre el colectivo que preside Consuelo Ordóñez, recoge desde hoy en su web el cómputo total de las iniciativas que, a su juicio, «rinden culto al terrorismo etarra de forma impune». Del total de los homenajes contabilizados, 34 tuvieron lugar en Gipuzkoa, 17 en Bizkaia, 16 en Navarra, 6 en Araba y 4 en Francia. El último, denunciado el pasado miércoles, se refiere a una cena de Nochebuena celebrada en Galdakao en apoyo a once presos de la banda.

Con estos datos, Covite denuncia que «España es el único país de la Unión Europea que permite que se homenajee en las calles a terroristas sanguinarios orgullosos de su pasado, con el riesgo que entraña para las nuevas generaciones» y exige aplicar «con urgencia políticas de prevención de la radicalización».

La mayoría de estos «actos de enaltecimiento del terrorismo», un total de 43, a los que se refiere el colectivo de víctimas, tienen que ver con recibimientos a presos de ETA en sus localidades de origen o de lugar de residencia tras salir de prisión una vez cumplida su condena por terrorismo.

El colectivo de víctimas ha presentado ocho denuncias ante la Audiencia Nacional, de las que la mitad han sido archivadas de forma definitiva. Se trata de la interpuesta por el recibimiento en el barrio donostiarra de Gros a Javier Balerdi, la que se presentó contra la familia Gogeaskoetxea por enterrar a uno de sus miembros envuelto en una bandera de ETA, la dirigida al exdirigente de HB Tasio Erkizia por alabar a ETA y la interferida al etarra Andoni Ugalde por enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas. De las cuatro restantes, se encuentran en sobreseimiento provisional la referida al homenaje al secuestrador de Ortega Lara «por enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas» y la presentada ante los familiares de los miembros de ETA que cometieron el atentado de la casa cuartel de la Guardia Civil de Vic por publicar un artículo «que enaltecía el terrorismo». Hay otras dos denuncias que continúan en curso por sendos homenajes a la etarra fallecida Belén González Peñalba y a Felipe San Epifanio.

La última acción legal ha sido la denuncia por la vía administrativa al Ayuntamiento de Galdakao por la mencionada 'cena' de Nochebuena. «No vamos a dejar de denunciar lo que creemos firmemente que es un delito flagrante», asegura Ordóñez mientras reprocha que «donde nosotros, los medios de comunicación, los organizadores, los asistentes e incluso los jueces vascos que han actuado por la vía administrativa ven un homenaje a un etarra, la Audiencia Nacional ve un acto de expresión familiar de alegría».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos