Concejales del PNV y EH Bildu apoyarán juntos la cadena humana de Gure Esku

Elkarrekin Podemos no participará en la convocatoria por el derecho a decidir del 10 de junio

ELISA LÓPEZ SAN SEBASTIÁN.

Concejales del PNV y de EH Bildu de diferentes localidades de Gipuzkoa, Álava y Bizkaia comparecerán juntos el próximo domingo día 27 para apoyar la cadena humana de Gure Esku Dago por el derecho a decidir que se celebrará el próximo 10 de junio. De la misma manera, el sindicato ELA también llamó a su afiliación a participar en la jornada. No obstante, Elkarrekin Podemos aseguró este periódico que no acudirá a la cita, como tampoco secundó la celebrada el 8 de junio de 2014. Pili Zabala, parlamentaria de la coalición morada, estuvo presente en las consultas convocadas por la plataforma ciudadana en Zarautz, hace justo un año, a título personal y no como representante de la formación.

La escenificación conjunta de ediles de PNV y EH Bildu de cara al acto de Gure Esku Dago se producirá en un contexto en el que ambos partidos intentan un acercamiento en la ponencia de autogobierno del Gobierno Vasco. Sus documentos de preámbulo del nuevo estatus son similares en estructura y extensión, más allá de que presenten algunas pequeñas diferencias. Los peneuvistas y la coalición abertzale sumarían así una mayoría absoluta holgada en la Cámara de Vitoria.

El EBB del PNV decidió el miércoles que sean las ejecutivas de los tres territorios las que decidan sobre la forma en que quieren apoyar las iniciativas a favor del derecho a decidir organizadas por la plataforma Gure Esku Dago. La formación en Gipuzkoa, por ejemplo, ha enviado a sus afiliados una carta en la que les anima a participar en la cadena humana del 10 de junio por el derecho a decidir y en la consulta soberanista de esta plataforma prevista para el 18 de noviembre en Donostia. El Gipuzko Buru Batzar explica a sus militantes que el partido ha decidido apoyar y tomar parte en las iniciativas de esta asociación ciudadana, que pretender unir las tres capitales de la comunidad autónoma con unas cien mil personas. La carta anima a las bases a defender el derecho a decidir para reconocer a Euskadi como «pueblo».

El acto del 10 de junio para unir a través de las manos San Sebastián, Bilbao y Vitoria tendrá en el exterior de la Cámara vasca uno de sus epicentros. Un lugar simbólico ya que el Parlamento es donde se fraguan acuerdos políticos. No obstante, el objetivo es legar un «pacto ciudadano» por el derecho a decidir para «crear las condiciones» y los partidos tomen en 2019 el relevo y consigan impulsar un «pacto de país» para que los ciudadanos puedan votar qué modelo político desean para Euskadi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos