Los círculos críticos presionan a la dirección de Podemos Euskadi para renovar el partido

El 36% de los grupos de afiliados exige convocar una asamblea ciudadana en la que se abriría un nuevo proceso de primarias internas

AINHOA MUÑOZSAN SEBASTIÁN.

El objetivo es doble: reinventar el partido y abrir un hipotético proceso de primarias para elegir a un nuevo secretario general en Podemos Euskadi. La fórmula que el sector discrepante ha elegido para presionar a la actual dirección del partido, capitaneado por Nagua Alba, es exigir la celebración de una asamblea ciudadana ordinaria con el fin de renovar internamente la formación, a pesar de que el mandato de la secretaria general no debería terminar hasta marzo de 2019.

Las discrepancias que ha mostrado un sector del partido con la dirección ha llevado a un total de 17 de los 47 círculos competentes en Euskadi, -es decir, más del 36%-, a elevar a la Secretaría de Organización de Podemos, dirigida por Pablo Echenique, una solicitud de convocatoria de una asamblea ciudadana, el máximo órgano del partido en la comunidad autónoma que tiene la potestad de convocar unas elecciones internas.

Lo cierto es que, según los estatutos del partido, solo hace falta que el 30% de los círculos territoriales validados se sumen a esta iniciativa para exigir la convocatoria de la asamblea ciudadana, aunque para su celebración deben transcurrir al menos 18 meses desde la asamblea anterior. Y el próximo 8 de septiembre expira el plazo.

Busca «reinventar» el partido con el fin último de elegir a un nuevo secretario general EL SECTOR CRÍTICO

No contempla una asamblea ciudadana porque, dice, no ha recibido una petición formal LA DIRECCIÓN DEL PARTIDO

Según avanzaron ayer los círculos adscritos a la petición, Podemos Euskadi «necesita un acto de encuentro consigo mismo para reinventarse y avanzar». Además, criticaron que los principios y acuerdos que se alcanzaron en Vistalegre II «no se han empezado a aplicar» en Euskadi. Según fuentes del sector crítico, la dirección de Alba «no empodera» la capacidad de decisión de los círculos dentro de la organización. Un aspecto que, en cualquier caso, rechazan desde la dirección de la formación.

Las razones que esgrimen para solicitar esta asamblea son varias: que en Podemos Euskadi el «mensaje original de audacia y esperanza tiene que reforzarse»; o que el partido necesita «generar una imagen de solvencia para recuperar el espacio político perdido». Además, consideran que es imprescindible «perfeccionar el actual esquema organizativo» y establecer una hoja de ruta para «entrar con fuerza» en las instituciones tras la próxima cita electoral. Asimismo, rechazan que la dirección del partido convoque para el próximo otoño una asamblea política, en la que el papel de los círculos «se limitará a enmendar las ponencias oficiales».

Fuentes de la dirección, en cualquier caso, aseguraron a este periódico que no contemplan la celebración de una asamblea ciudadana. El motivo es simple: «No hemos recibido ninguna petición oficial. Se ha remitido directamente a Madrid», zanjaron.

Fotos

Vídeos