Cataluña cierra la campaña electoral con más fractura e incertidumbre

Acto de ERC a las puertas de la prisión de Estremera/EFE
Acto de ERC a las puertas de la prisión de Estremera / EFE

Los partidos apuran los últimos minutos para lograr votos que ayuden a despejar un complejo panorama, que incluso podría derivar en una repetición de los comicios

A. LAFUENTE

Los partidos políticos de Cataluña cierran esta medianoche la campaña electoral de cara a los comicios de este jueves 21 de diciembre y lo hacen incluso con más fractura e incertidumbre que hace quince días, cuando comenzó oficialmente la carrera hacia las urnas. Dos semanas de mítines, debates e intervenciones vía plasma o telefónica desde Bruselas o la cárcel de Estremera sólo han servido para constatar la existencia de vetos cruzados entre las formaciones de los diferentes bloques, líneas rojas que incluso podrían desembocar en una hipotética repetición de las elecciones si los resultados son similares a lo que han reflejado las encuestas a lo largo de las últimas semanas.

ültimas horas de campaña

Durante las últimas horas de campaña los partidos políticos tratan de arañar votos que despejen esa incertidumbre. ERC, que durante la campaña ha parecido perder fuelle ante la candidatura de Junts per Catalunya liderada por Carles Puigdemont, ha realizado un acto ante la cárcel de Estremera, donde se encuentra internado su líder y candidato Oriol Junqueras. La número dos de Esquerra en la plancha electoral, Marta Rovira, ha pedido «más democracia» para resolver los conflictos mediante el diálogo, y ha lamentado que Junqueras, encarcelado desde el pasado 2 de noviembre acusado de rebelión, sedición y malversación, no haya podido hacer campaña y defender el programa electoral «en igualdad de condiciones» que el resto de candidatos.

El acto de ERC ante la prisión de Estremera (Madrid) ha sido boicoteado por un grupo de la organización ultraderechista Hogar Social, con gritos como «Cataluña es España», «Puigdemont a prisión» o «dónde está el osito».

Junts per Catalunya (JxCat) ha recalcado, en un mensaje velado a ERC, que no puede haber un «plan B» a la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat tras el 21-D y ha llamado al Gobierno central a «sentarse a negociar» en un diálogo «entre iguales». En el último día de campaña, la candidatura ha protagonizado una foto de familia cono los principales candidatos -sin Carles Puigdemont, Clara Ponsatí ni Lluís Puig, en Bélgica, ni los encarcelados Jordi Sànchez y Joaquim Forn- en las puertas del Palau de la Generalitat, donde se llevan a cabo obras de restauración.

Mientras, desde Bruselas, Carles Puigdemont, ha contestado al candidato de ERC, Oriol Junqueras, que si está en Bruselas es porque es «consecuente» al mismo tiempo que ha negado que se esté escondiendo, como insinuó el líder de Esquerra.

La lista del sector no independentista con más probabilidades de obtener un buen resultado es la encabezada por Inés Arrimadas. «Ganar lanzaría un mensaje al mundo de que aquí nunca ha habido una mayoría independentista», se ha atrevido a decir Inés Arrimadas durante una visita a la carpa gigante que la formación ha instalado durante la campaña en una céntrica plaza de Barcelona. «Las encuestas nos dicen que el resultado puede depender de un puñadito de votos. Así que les pido a todos que vayan a votar», ha repetido la candidata en la última jornada para pedir el apoyo ciudadano.

Ciudadanos ha multiplicado en esta última semana sus esfuerzos para competir con los socialistas por el segmento del electorado que defiende la unidad de España y se opone a la secesión. «El PSC no es de fiar», repiten sus candidatos.

El cabeza de lista de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, ha vuelto a citar mientras tanto la posibilidad de indultar a los dirigentes soberanistas en prisión, algo que si bien es «prematuro» sería un acto de «reconciliación».

Mientras, el candidato de Catalunya en Comú-Podem a la presidencia de la Generalitat, Xavier Domènech, ha tendido hoy la mano al candidato del PSC, Miquel Iceta, para formar un gobierno progresista en Cataluña. Domènech ha dicho que «el PSOE tiene que esconder que demasiadas veces ha apoyado al PP» y ha expresado su extrañeza por que «la vocación de los socialistas no sea formar un gobierno de izquierdas sino pactar con Ciudadanos y PP en Cataluña».

Por su parte, el candidato del PPC a la presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol, acompañado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado que Cataluña es la única región española que tiene conectadas sus cuatro provincias por la alta velocidad y que tiene unas autovías que son «espectaculares», por lo que ha reprochado a los independentistas que se quejen de falta de inversión en esta comunidad.

«Ya está bien de escuchar a los independentistas quejarse todo el día, lamentándose sobre la falta de inversiones y de atención del Gobierno central a Cataluña», ha afirmado Albiol.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos