Catalá asegura que el fiscal general «defendió la ley hasta sus últimas consecuencias»

La Unión Progresista de Fiscales recuerda que el sucesor de Maza tiene que ser elegido «por su trayectoria personal, no por su afinidad política»

J. ARTOLA SAN SEBASTIÁN.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, destacó que José Manuel Maza como un defensor de la ley «hasta sus últimas consecuencias, sabiendo que en esa defensa estaba también la protección de nuestra libertad y los derechos fundamentales». En un artículo publicado en ABC, Catalá elogia a Maza y señala que el fiscal general del Estado era «un compañero leal, cercano, socarrón, educado y gran conversador. Un ejemplo de independencia».

El ministro se refiere al fiscal fallecido como «un hombre consciente del enorme tesoro que tenemos como españoles, nuestra Constitución, y que luchó por protegerla desde la razón, la ley y el sentido común, porque solo desde la inteligencia se sabe que una sociedad no puede dilapidar lo que con tanto esfuerzo costó conquistar: nuestra convivencia y una democracia estable, fuerte y solidaria».

También destacó la «profesionalidad» de Maza la Asociación de Fiscales, que le recordó con «orgullo» y como un «amigo». Destacó, del mismo modo, su «ejemplo de vida», y su «comprensión como pocos de lo que era ser fiscal», algo que, a su juicio, «asumió con pasión».

La Unión Progresista de Fiscales (UPF), fue más crítica y aseguró que Maza «no fue un gran fiscal general». El presidente de esta organización, Emilio Fernández García, recodró en Catalunya Ràdio que pidieron «muchas veces» su dimisión porque a pesar de ser «una buena persona y un gran jurista, desde luego no fue un gran fiscal general».

La UPF advirtió al Gobierno de que ahora «la pelota está en su tejado» y reclamaron «transparencia» en la elección del nuevo fiscal general. «No podemos ser optimistas viendo cómo salió el propio Maza, de una chistera», apuntaron. El nuevo cargo debe designarse, según precisó la Unión Progresista de Fiscales, «por su trayectoria y valor personal, no por su afinidad política». «Creemos que la Fiscalía en el último año ha perdido muchísima autonomía y se ha convertido, prácticamente en un negociado del departamento de Justicia», afirmó el presidente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos