Bruselas matiza ahora que no ha recibido queja alguna por el acuerdo del Cupo

ADOLFO LLORENTE BRUSELAS.

La Comisión Europea rectificó la información aportada por ellos mismos el lunes a este periódico y confirmó que «hasta ahora no se ha recibido ninguna denuncia» sobre la aprobación del Cupo. Sin embargo, 24 horas antes aseguraron (por escrito) que sí las había y que se estaban analizando «según los procedimientos habituales». Al final todo se debió a una confusión en los temas abordados, según explicaron portavoces del área de Competencia de la institución, que admitieron el error cometido en conversación con este periódico.

Por contra, explicaron que sí existen varias denuncias sobre el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de España y el PNV para conseguir una rebaja de los costes eléctricos de la industria vasca. Todavía se sigue analizando el asunto y no hay una decisión tomada sobre si abrir o no una investigación formal sobre el asunto. Lo paradójico de este caso, que saltó a los medios de comunicación a mediados de septiembre, es que el denunciante es catalán. En concreto, el Síndic de Greuges (defensor del pueblo), que trasladó el expediente a Bruselas en julio al considerar que podría incurrir en ayudas de Estado ilegales. Esta decisión, como era de esperar, supuso un enorme revuelo político con el consiguiente enfado de la administración vasca, que considera que se trata de una «discriminación histórica» que sufre la industria vasca.

La polémica en torno al acuerdo alcanzado entre el Ejecutivo y el Gobierno de Mariano Rajoy sobre las leyes del Concierto y la actualización del Cupo ha desatado una enorme polvareda política en España. Y no sólo en el Congreso, también entre líderes regionales de todos los colores. El flanco europeo, sin embargo, esta más que cubierto ya que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea avaló su existencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos