Bruselas avisa sobre Alsasua que la Unión Europea impide penas «desproporcionadas»

Frans Timmermans responde a varios eurodiputados de PNV, EH Bildu, IU y Podemos y asegura que sigue «con interés» el caso

DV Y AGENCIAS SAN SEBASTIÁN.

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, reconoció ayer que siguen «con interés» el caso de los ocho acusados de agredir a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua el pasado 15 de octubre de 2016, para los que la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicita un total de 375 años de cárcel por los delitos de lesiones y amenazas terroristas, y alertó que la Carta de Derechos Fundamentales de la UE exige que las penas «no pueden ser desproporcionadas al delito penal por el que son condenados».

«La Comisión utiliza todos los instrumentos disponibles cuando es necesario, incluidos los procedimientos de infracción, para garantizar el cumplimiento de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE», explicó Timmermans en su respuesta a una misiva de los eurodiputados del PNV, Izaskun Bilbao; de EH Bildu, Josu Juaristi; de IU, Marina Albiol; y de Podemos, Xabier Benito, para denunciar su caso.

Timmermans recordó que dicha Carta recoge que «las penas impuestas a personas no pueden ser desproporcionadas al delito penal por el que son condenados» y aunque no hay una sentencia «final» todavía, «la Comisión está siguiendo el resultado de estos casos con interés y se reserva su derecho de tomar acciones apropiadas como guardiana de los tratados» y le da «mucha importancia al respeto de los derechos a un juicio justo de los ciudadanos».

«Esto demuestra el despropósito judicial y político del caso», dice la coalición abertzale

También incidió en que «los Estados miembro están obligados a respetar los derechos consagrados en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea cuando aplican la legislación de la UE», incluido a la hora de aplicar la nueva directiva aprobada para combatir el terrorismo que introduce «normas mínimas sobre la definición de ofensas terroristas y relacionadas con el terrorismo».

No obstante, Timmermans dejó claro que «la Comisión Europea no tiene competencias para intervenir en el día a día del funcionamiento del sistema judicial penal de ningún Estado miembro» y que la cuestión de determinar la culpabilidad o inocencia en relación con un delito penal «es una cuestión de las que sólo son responsables los Estados miembro, en este caso España»

«Punto de inflexión»

EH Bildu hizo suyo el mensaje lanzado desde Bruselas, y a través de un comunicado aseguró que «Bruselas deja en evidencia la desproporción del caso Altsasu» y «demuestra el despropósito judicial y político que se está pretendiendo» con los imputados, varios de ellos en la cárcel desde hace 319 días «por una trifulca de bar».

También se pronunció ayer Geroa Bai y expresó su confianza en que la «muy positiva» respuesta de la Comisión Europea a varios eurodiputados sobre el caso Alsasua suponga un «punto de inflexión». «No puede ser que una agresión así tenga unas penas propias de atentados yihadistas», recordó el partido navarro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos