EH Bildu pasa de la decepción a la esperanza y critica la «trampa» del PNV

Otegi, esta semana./EFE
Otegi, esta semana. / EFE

La coalición abertzale y los sindicatos ELA y LAB posponen la convocatoria de la manifestación en Bilbao contra el 155, aunque prevén celebrarla

JORGE SAINZSan Sebastián

Los dirigentes y parlamentarios de EH Bildu se acostaron el miércoles por la noche convencidos de que la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) en Cataluña iba a activarse definitivamente ayer. De hecho, pensaban saludar la medida con la convocatoria de una gran manifestación en Bilbao el 4 de noviembre junto a la mayoría sindical de ELA y LAB para protestar contra la aplicación del 155. Por ello, los cargos independentistas vascos no daban crédito ayer a mediodía cuando, en un giro inesperado, todo apuntaba a que el president Puigdemont se limitaba a convocar elecciones. «¿Siete años de lucha y movilización para esto?», se preguntaba un alto responsable de la entente. El parón del procés, con la mediación, además, del lehendakari Urkullu, suponía un revés político para una EH Bildu que ha apoyado con entusiasmo los pasos del secesionismo catalán.

No obstante, los rostros de decepción y preocupación mudaron por la tarde en esperanza, tras renunciar finalmente el mandatario catalán a los comicios y dejar en manos del Parlament la declaración de independencia. Los miembros de la coalición de Sortu, EA, Aralar, Alternatiba e independientes no se atreven ya a hacer pronósticos, pero confían en que hoy se proclame de una vez la república catalana.

No obstante, a la espera de que se aclare el panorama, en EH Bildu de momento se muestran prudentes, sin grandes declaraciones públicas. Si la ruta independentista no se tuerce, prevén incluso celebrar la manifestación, cuya convocatoria prevista para ayer tarde en Bilbao quedó en 'stand bye'. Un acto, además, del que se había desmarcado el PNV. En este sentido, EH Bildu se muestra muy crítica con el papel mediador del lehendakari y los peneuvistas para que Puigdemont tirara por la vía electoral. «Han intentado tenderle una trampa», señalan voces autorizadas del independentismo vasco, conscientes, además, de las «presiones de todo tipo, políticas, empresariales y mediáticas».

La entente de Otegi entiende que, tras siete años de lucha, deben continuar adelante

Los dirigentes abertzales se mantienen informados a través de ERC, partido con el que mantiene una estrecha relación Eusko Alkartasuna, o la CUP, con los que la izquierda abertzale está en permanente contacto.

Altibajos

La formación liderada por Arnaldo Otegi aguarda con expectación la jornada de hoy viernes, con las convocatorias de los plenos del Parlament, para decidir si se declara la DUI, y el Senado, que debe dar luz verde a la intervención de la autonomía de Cataluña. EH Bildu ratifica que tanto ERC como la CUP están determinados a avanzar hacia la separación con España, «asumiendo todas las consecuencias», y sitúan las dudas en el PDeCAT.

Por lo tanto, este viernes será de nuevo jornada de nervios. La portavoz de la formación en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, señaló ayer, en unas palabras difundidas por la formación, que procesos complejos como el de Cataluña «nunca son lineales, sino que tienen altibajos». Iriarte, en este sentido, expresó su deseo de que «Cataluña reivindique su independencia» y que el Parlament sea «leal» con la decisión adoptada por la ciudadanía catalana, en alusión al referéndum del pasado día 1. La portavoz en la Cámara autonómica espera que los soberanistas «no caigan en las trampas que les están poniendo».

Vía con futuro

No obstante, EH Bildu considera que, ocurra lo que ocurra, la vía catalana se ha demostrado «posible» si todos «caminan en la misma dirección». Por ello confía en que las «elites» del PDeCAT no hagan descarrilar este tren. En todo caso, la entente abertzale siempre ha defendido que para Euskadi existe una «vía vasca propia», aunque a nadie se le escapa que el resultado final en Cataluña puede ser decisivo a la hora de reanimar el pulso soberanista vasco o enfriarlo para un tiempo.

EH Bildu sabe que el resultado final en Cataluña influirá en el ánimo soberanista vasco

EH Bildu advierte, por último, del riesgo de que el Estado busque «humillar» al independentismo catalán y al propio Puigdemont si finalmente el president recula en sus propósitos independentistas. Creen que el PP es un partido con el que no se puede dialogar, y ponen como ejemplo el proceso tras el final de la violencia de ETA y la falta de cambios en la política penitenciaria. «En este sentido, Iriarte denunció la «durísima» intervención de ayer en el Senado de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, pero insistió en que pese a ello, «espero que se lleve adelante la decisión democrática de los catalanes».

Fotos

Vídeos