EH Bildu llama a modular las protestas contra el turismo

No quiere que se distorsione el debate sobre el modelo

JORGE SAINZ SAN SEBASTIÁN.

EH Bildu y la izquierda abertzale tienen previsto reunirse con las juventudes de Ernai para tratar de que las protestas contra el modelo de turismo se modulen y no deriven en ataques. El sector político independentista entiende que acciones como el lanzamiento de pintura contra la sede en Bilbao de Basquetour, la agencia de turismo del Gobierno Vasco, o la colocación de pancartas, sobre todo en Donostia y la Parte Vieja, con lemas como 'Tourist go home', acaban distorsionado el debate de fondo sobre la masificación del turismo, la precariedad laboral y la especulación inmobiliaria. «Sería un error que además favorece a quienes buscan criminalizarnos», insisten voces autorizadas del independentismo vasco.

Las pintadas contra los turistas no son del agrado de la coalición soberanista, como señaló el propio Arnaldo Otegi, más allá de que piensen que se ha «sobredimensionado» la polémica para «atacar EH Bildu». La propia Lur Albizu, portavoz de las juventudes de Sortu, Ernai, convocante de la manifestación del jueves en Donostia contra el modelo de turismo, aseguró en Radio Euskadi que los carteles de 'tourist go home' «no enfocan bien el problema». No obstante, las pintadas -ayer se borraron otras cuatro en San Sebastián- han continuado y hasta ha habido un ataque con pintura a la agencia Basquetour en Bilbao. Es por ello que dirigentes de EH Bildu y la izquierda abertzale quieren hablar con Ernai para intentar que el asunto «no vaya a más», sobre todo de cara a la manifestación del jueves en la capital guipuzcoana. «Hay que combatir el modelo de turismo con acciones imaginativas, repartiendo folletos y sin taparte la cara», señalan los medios consultados. La prudencia de los dirigentes de EH Bildu y Sortu no es nueva. Ya en mayo, tras una serie de ataques a batzokis del PNV en protesta por la incineradora, se intentó persuadir a los jóvenes de Ernai de la necesidad de que sus acciones no respondan a la «estética del pasado», sino a acciones imaginativas «más amables», siguiendo por ejemplo el modelo de los ecologistas de Greenpeace. En este marco podría encuadrarse la encartelada al tren Txu Txu, criticada en cualquier caso por el alcalde donostiarra, Eneko Goia.

EH Bildu y la izquierda abertzale temen que los ataques sirvan al resto de partidos, principalmente al PNV y al PSE-EE, señalan, para ocultar el verdadero debate. A su juicio, los adversarios políticos quieren que la denuncia contra el turismo se convierta en una polémica similar a la de las basuras en Gipuzkoa, que costó a la formación soberanista perder la Diputación de Gipuzkoa, el Ayuntamiento de San Sebastián y varios municipios del territorio en las municipales de 2015. Por ejemplo, en el seno de EH Bildu, se han alzado ya voces contra los ataques a Basquetour como la de EA.

Preocupación

También el representante de la asociación de la Parte Vieja donostiarra Parte Zaharrean Bizi, Rafa Azkona, reconoció ayer en ETB que las pintadas y acciones de Ernai no ayudan a enfocar bien el debate. El alcalde donostiarra, Eneko Goia (PNV), reclamó, por su parte, a las juventudes de Sortu que no haya incidentes en la marcha del jueves, en plena Semana Grande.

Por último, la Cámara de Comercio de Gipuzkoa trasladó ayer su apoyo al sector turístico, «herramienta clave en el desarrollo económico del territorio». En un comunicado, rechazó la «presión» contra el turismo.

Más

Fotos

Vídeos