EH Bildu elevará la presión sobre el PNV, y Podemos fijará su postura

El PP aprovechará un hipotético apoyo a los Presupuestos de Urkullu para tratar de garantizar que el Ejecutivo sigue una senda de moderación

J. SAINZ / M. V.SAN SEBASTIÁN.

La decisión del Gobierno Vasco de no dejarse arrastrar por la vorágine independentista catalana tendrá una acogida dispar entre los grupos de la oposición en el Parlamento. Mientras el PP vasco respaldará que el Ejecutivo de Urkullu se mantenga en una senda de moderación que contrasta con Cataluña, desde EH Bildu aumentarán las críticas al PNV por no subirse a la ola catalana y apostar abiertamente por la vía más soberanista. Elkarrekin Podemos, mientras, empezará a salir de su indefinición actual cuando presente, en las próximas semanas en el Parlamento, las bases que defiende para la reforma del autogobierno vasco, en las que es muy probable que incluya el reconocimiento del derecho a decidir.

EH Bildu, con Cataluña

La incertidumbre en torno al futuro del 'procés' catalán no arredra a EH Bildu. La formación abertzale arrancará el curso presionando al PNV por su postura ante Cataluña. También seguirá afeándole su entendimiento con el PP, partido que «amenaza» a los catalanes. En ese contexto, la coalición soberanista da por «imposible» alcanzar acuerdos de calado con los jeltzales, al menos a corto plazo.

La entente formada por Sortu, EA, Aralar, Alternatiba y los independientes quiere apoyar desde Euskadi a los soberanistas catalanes a través de la movilización social. EH Bildu prevé formar una unidad de acción con los sindicatos ELA y LAB, mayoritarios en Euskadi, que trabajan en un documento conjunto en favor del derecho a decidir vasco. Lo que el exlíder de LAB Rafa Díez Usabiaga vino a pedir recientemente a su salida de prisión: la unión de los soberanistas.

En EH Bildu están convencidos de que el proceso catalán no tiene vuelta atrás y no se plantean el posible efecto que tendría en Euskadi un eventual frenazo antes de la consulta del 1 de octubre. Entienden que si se produce ese escenario será por la «imposición del Estado» a través de medidas coercitivas y creen que ese poso será tenido en cuenta por la ciudadanía vasca.

Desde la coalición abertzale cuestionan la actitud del PNV de marcar distancias con sus otrora hermanos del PDeCAT y apretarán también en la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco, donde quieren forzar al PNV a ir más allá de una mera «reforma estatutaria». Esperan con interés si en esa ponencia se reproduce el encuentro de PNV, PSE-EE y PP, que hasta ahora solo ha operado en cuestiones económicas y presupuestarias.

Por lo demás, el nuevo curso es clave para EH Bildu. Será el primero en el que ponga a prueba su refundación, culminada el 17 de junio con algunas dudas internas por el reparto territorial de poder, las cuotas de género y los recelos de un sector de EA. El grupo pilotado por Arnaldo Otegi y Gari Mujika confía en mejorar la cohesión a medida que se vaya caminando. El 7 de octubre, una vez aclarado el panorama catalán, celebrarán una conferencia política, probablemente en Vitoria, para actualizar ponencias, discursos y estrategias, ya con más cartas sobre la mesa.

EA, uno de los integrantes de la coalición soberanista, celebró ayer en Vitoria un acto político en el que su secretario general, Pello Urizar, animó al PNV a estar «cerca de Cataluña» en estos momentos decisivos del 'procés' y afeó a los jeltzales que adopten «el papel de niños buenos de la clase» para «ningunear el proceso catalán» mientras llegan a acuerdos con el PP.

Podemos descubre sus cartas

La formación morada no es una recién llegada a la política vasca, donde entró como un 'tsunami' en las elecciones generales de 2015 y llegó a ser primera fuerza en votos, pero aún hay algunos aspectos que debe poner negro sobre blanco para clarificar totalmente su posición política. Es el caso del futuro del autogobierno vasco, una postura que puede estar íntimamente ligada a la visión de Elkarrekin Podemos sobre el proceso soberanista catalán. La coalición que en Euskadi abarca a Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo tiene previsto presentar en las próximas semanas su propuesta para el nuevo estatus en la ponencia de autogobierno del Parlamento, lo que permitirá que este órgano cuente ya con la aportación de todos los grupos y pueda empezar a trabajar en un acuerdo sobre las bases del futuro estatus para Euskadi.

La recta final de este debate va a coincidir con una etapa convulsa en el seno de Podemos Euskadi, que en diciembre renovará su dirección tras la salida de Nagua Alba, aunque la actual secretaria general ha garantizado que la propuesta sobre autogobierno llegará al Parlamento antes de su marcha. A la espera de que Elkarrekin Podemos termine de elaborar su documento, se da por seguro que éste contemplará una defensa del derecho a decidir en todos los órdenes de la política, aunque no apostará por una Euskadi independiente.

En lo que se refiere a la posición parlamentaria de Elkarrekin Podemos en este inicio de curso, será similar a la mantenida en el año de su estreno en la Cámara. Desde la dirección del grupo advierten que será «casi imposible» pactar los Presupuestos con el Gobierno Vasco «si se mantienen en los mismos términos que los de este año».

El PP pide estabilidad

Las dificultades que adelantan EH Bildu y Elkarrekin Podemos para respaldar las próximas cuentas vascas sitúan de nuevo al PP como el principal favorito para aportar ese voto adicional que PNV y PSE necesitan para asegurarse una mayoría en la Cámara. Pero los populares quieren aprovechar esa posición de fuerza relativa para garantizar que el Gobierno de Urkullu no se sale de la senda de la moderación y mantiene a raya las pulsiones más soberanistas. El PP vasco afirma que quiere aportar «estabilidad», así que premiará todo lo que se aleje de una situación como la catalana.

Fotos

Vídeos