EH Bildu se descuelga a última hora del texto que tilda de «injusto y cruel» el asesinato de un concejal de Zarautz

El alcalde de Zarautz, Xabier Txurruka, durante el homenaje a Iruretagoiena, cuya imagen ha presidido el acto./FRAILE
El alcalde de Zarautz, Xabier Txurruka, durante el homenaje a Iruretagoiena, cuya imagen ha presidido el acto. / FRAILE

El Ayuntamiento de la localidad rinde homenaje a José Ignacio Iruretagoiena, concejal del PP asesinado por ETA hace 20 años

ARANTZA GONZÁLEZ EGAÑAZarautz

El Ayuntamiento de Zarautz tributó ayer, veinte años después, un emotivo homenaje a José Ignacio Iruretagoiena, concejal del PP de Zarautz asesinado por ETA el 9 de enero de hace veinte años.. El reconocimiento institucional al que fue compañero en el consistorio, durante algo más de dos años, contó con la presencia de los 21 representantes de PNV, PSE, EH Bildu e Irabazi que habían consensuado una declaración en su memoria en la que se remarca que el asesinato del edil popular fue «injusto y cruel», pero que finalmente no fue suscrita por la coalición abertzale.

«Es un momento muy duro para la familia, pero José Ignacio se merece este homenaje. Por por eso estamos aquí. Gracias a los que estáis aquí, pero especialmente a los que durante veinte años habéis estado a nuestro lado todos los días», afirmó la viuda del edil del PP, María José Imaz. De acuerdo con la familia de Iruretagoiena, el consistorio, gobernado por PNV y PSE, quiso ayer hacer memoria, brindar homenaje y ofrecer un acto de reconocimiento a al joven concejal popular, veinte años después de su asesinato al estallar una bomba lapa que ETA colocó bajo su vehículo. Tenía 35 años, estaba casado y era padre de dos hijos de 4 años y de 8 meses. Fue el cuarto edil del PP vasco asesinado por ETA, después de Gregorio Ordóñez, Miguel Ángel Blanco y José Luis Caso.

La víctima

Un salón de plenos abarrotado, presidido por una gran foto de Iruretagoiena, fue testigo emocionado del acto, que consistió en la colocación de una placa en su memoria en la que se puede leer la frase: «Nunca debió ocurrir». También se dio lectura, por parte del alcalde, el jeltzale Xabier Txurruka, al texto elaborado en el seno de la comisión de Paz y Convivencia del Ayuntamiento, donde en un primer momento se trabajó y se logró el consenso, según reconocen fuentes de todas las fuerzas presentes en el consistorio, salvo la propia EH Bildu, que decidió descolgarse de la declaración en el últmo momento. Los ediles de la coalición abertzale limitaron su adhesión a la presencia en el acto y a un saludo a la familia. El portavoz de EH Bildu en Zarautz, Mikel Goenaga, mostró su acuerdo con gran parte del texto, pero adujo que «todavía queda mucho trabajo para llegar a un acuerdo global compartido». PNV y PSE quisieron primar el homenaje de memoria y valoraron la presencia de EH Bildu.

«No hay justificación»

El texto recuerda a Iruretagoiena como un «hombre bueno y trabajador» y resalta que veinte años después del asesinato «nos une el rechazo a la violencia y la solidaridad con las víctimas y, si alguna vez el Ayuntamiento de Zarautz o los partidos representados en la propia institución o de forma individual, no hemos estado al lado de la familia, o si lo habéis sentido así, os queremos pedir perdón». Asegura que «matar o herir a un semejante, incluso amenazar, extorsionar o acosar es siempre es una crueldad» y destaca que Iruretagoiena «nunca debió ser asesinado. Nunca debió ocurrir este atentado, ni ningún otro. No hay justificación. Fue radicalmente injusto».

La viuda del edil asesinado estuvo acompañada por sus hijos, hermanos de José Ignacio y otros familiares, que recibieron largos y sentidos aplausos en tres momentos del acto que finalizó con el ‘Agur Jaunak’ entonado por los presentes. También acudieron numerosos representantes políticos e institucionales como el presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, y su secretario general, David Hernández; el líder del PSE de Gipuzkoa, Eneko Andueza, o el secretario de Organización, Mikel Durán, así como el teniente de diputado general de Gipuzkoa, el socialista Denis Itxaso; el portavoz foral, el jeltzale Imanol Lasa, y la directora de Convivencia y Derechos Humanos, Maribel Vaquero. Por parte del Gobierno Vasco asistió Jonan Fernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos