El PP avisa que podría no apoyar las Cuentas vascas si el PNV transita por la «radicalidad»

AINHOA MUÑOZ SAN SEBASTIÁN.

La secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, no puso ayer obstáculos tangibles a seguir colaborando con el PNV para alcanzar futuros acuerdos. «Estaremos al otro lado del teléfono para hablar de cosas necesarias», manifestó en rueda de prensa en Donostia. Pero sí lanzó una advertencia que podría obstaculizar la aprobación de los Presupuestos autonómicos: si los jeltzales continúan por la «senda de la radicalidad» apoyando el proceso secesionista catalán, la formación liderada por Andoni Ortuzar podría no encontrar en el PP un aliado para acordar las Cuentas vascas.

La dirigente popular realizó estas declaraciones después de que el martes el PNV diera el salto de apoyar la marcha que la plataforma Gure Esku Dago ha convocado este sábado en Bilbao en apoyo al referéndum catalán del 1-O. Un gesto que no gustó demasiado en el seno de la formación que preside Alfonso Alonso. «Desde el PP vasco queremos desaconsejar al PNV el transitar por esa senda de radicalidad, porque la radicalidad y el discurso forzado solo provocan inestabilidad», advirtió Fernández, para después exigir al PNV que «deje de hablar de cárceles, de presos y del 'procés'».

A su juicio, la formación jeltzale está «anteponiendo» su siglas al interés de la ciudadanía vasca. Por eso, deseó que el PNV «reconsidere» su discurso y «vuelva a la senda de la utilidad». Insistió, en la misma línea, que el partido peneuvista piense en la «convivencia» que, en su opinión, se ha conseguido en Euskadi después de los «años de tensión que vivimos con el plan Ibarretxe». «Así empezaron las cosas en Cataluña, con la ruptura social, encendiendo la brecha en la calle», advirtió al PNV.

Fotos

Vídeos