La Audiencia Nacional reabre el caso de Irene Villa

El sumario fue cerrado por primera vez en 1992 y se ha reactivado en otras dos ocasiones, sin que haya servido para conocer a los autores del atentado

R. C. MADRID.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha ordenado la reapertura del sumario del atentado perpetrado por ETA el 17 de octubre de 1991 en Madrid, en el que resultaron heridas de gravedad María Jesús González, funcionaria de la Policía Nacional, y su hija Irene Villa, de 13 años. La joven perdió las dos piernas. Es uno de los 300 atentados de la banda terrorista que está sin resolver.

El magistrado ha acordado, tras el informe favorable de la Fiscalía, que el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional le remita un dossier contenido en otro sumario que podría contribuir a esclarecer el atentado.

El Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional concluyó el sumario de este caso en mayo de 1992, y un mes después la Sala de lo Penal decretó el archivo provisional del mismo. Dieciocho años después, en septiembre de 2010, fue reabierto para practicar nuevas diligencias, para ser nuevamente sobreseído en 2011.

Ahora vuelve a reactivarse, según adelantó ayer Abc, tras una petición presentada por la propia González a través del despacho de abogados de Santiago Milans del Bosch y la Fundación Villacisneros. El letrado mostró su satisfacción por lo que calificó como una «gran noticia, sobre todo para las víctimas que sólo buscan, sin revancha, pero por justicia y dignidad, quién cometió el atentado».

Más investigaciones

En plena ofensiva etarra en Madrid, la banda colocó una bomba lapa en los bajos del coche que conducía María Jesús González. Irene Villa viajaba en el asiento del copiloto, justo donde estaba colocado el artefacto explosivo. Ese mismo día, la organización terrorista asesinó a un oficial del Ejército y mutiló a otro militar en la capital de España.

No es el único caso de crímenes de ETA sin resolver que ha logrado reabrir la fundación dentro del Proyecto Dignidad destinado a esclarecer los atentados cuya responsabilidad aún se desconoce.

A principios de este año consiguió que la Audiencia Nacional reanudara la investigación de un atentado perpetrado por ETA en 1979 en Beasain, y en el que murieron un guardia civil y su pareja.

Fotos

Vídeos