Atención al protocolo, las visitas y las felicitaciones

Como ocurre en todas las instituciones, el protocolo cuenta con una importancia especial que también tiene su traducción en euros. Para el 2018 se ha reservado un montante de 20.000 euros en atenciones institucionales que incluyen obsequios para visitantes especiales. La organización de visitas supone 10.000 euros. Los ujieres presentes en el Pleno tienen unos uniformes que cuestan 23.460 euros. Una costumbre del Parlamento es homenajear a aquellos trabajadores que se jubilan y a los que cumplen 25 años al servicio de la institución aunque no vayan a dejar su puesto de trabajo. Se gastarán este año 5.000 euros en este concepto. Existe también otra, enviar el pésame a políticos o trabajadores cuando fallece un familiar y hacer lo propio en el caso de que sea alguien de la casa el que muere. En este caso se pone una esquela en su recuerdo. El nacimiento de un niño de un parlamentario o un trabajador es motivo de felicitación. Para estos honores sociales se destinan 15.000 euros en el caso de los parlamentarios y 2.000 en el de los funcionarios y laborales. Otro capítulo del presupuesto de este año es la compra de obras de arte para el fondo del Parlamento, 10.000 euros en 2018. Las entradas al Zinemaldi, la Quincena Musical y otros acontecimientos culturales que se celebran en los tres territorios supondrán un gasto de 25.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos