Arzuaga acusa al Estado de «conculcar» los derechos humanos

J. A. SAN SEBASTIÁN.

El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga denunció ayer que el Estado español «conculca» los derechos humanos de los presos de ETA. Por este motivo, instó al Ejecutivo de Mariano Rajoy a variar su «actitud» de «venganza y revancha».

En declaraciones a los medios en Durango, con motivo de la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, Arzuaga se refirió así a la situación que padece el preso de ETA Ibon Iparagirre, «gravemente enfermo». Tras pedir la salvaguarda de los derechos humanos para todas las personas, «también para los presos» de ETA, el dirigente de la izquierda abertzale reclamó el fin del «ensañamiento y las políticas de venganza y revancha». «Que Ibon Iparagirre pueda acceder a la libertad y pueda estar donde deba estar, en su casa», defendió.

Por otro lado, también valoró la manifestación celebrada este pasado sábado en París, organizada por los autodenominados Artesanos de la Paz y de la que destacó fue un «éxito rotundo» en términos «cuantitativos y cualitativos». En este sentido, destacó que se trató de una convocatoria «amplia y plural» por parte de organismos sociales, políticos y sindicales que llevaron a cabo una «interpelación a los Estados español y francés» para garantizar los derechos humanos del «colectivo de presos políticos vascos».

«El Estado español sigue siendo un agente que conculca derechos humanos y hay que demandarle que deje esta actitud, y que promueva y proteja los derechos de los presos», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos