El PNV apurará los plazos hasta el viernes para decidir si enmienda a la totalidad las Cuentas de Rajoy

El ministro Montoro y Aitor Esteban (PNV) hablan en el Congreso. / EFE
El ministro Montoro y Aitor Esteban (PNV) hablan en el Congreso. / EFE

El EBB trató el asunto en su reunión de ayer, pero se dio unos días más para decantarse en función de cómo evolucione la situación en Cataluña

MIGUEL VILLAMERIEL SAN SEBASTIÁN.

El PNV ha ligado de tal forma su hipotético apoyo a los Presupuestos del Estado con el levantamiento del artículo 155 en Cataluña que ayer optó por apurar al máximo los plazos antes de decidir si registra una enmienda a la totalidad a las Cuentas de Rajoy. El plazo legal para presentarla en el Congreso termina este viernes a las 14.00 horas y no es descabellado pensar que el grupo jeltzale posponga hasta el mismo viernes su decisión. Lo que ocurra en los próximos días en la situación política catalana será clave en su posición final, porque si las fuerzas soberanistas abren la puerta a la formación de un gobierno viable, el PNV podría permitir que la tramitación de los Presupuestos siga su curso. Si el viernes se mantiene el bloqueo en Cataluña, los jeltzales tendrán más difícil evitar la enmienda a la totalidad.

La ejecutiva del EBB se reunió ayer en Sabin Etxea y el asunto de los Presupuestos estuvo sobre la mesa, aunque no se tomó ninguna decisión en firme. «Seguramente, la tomaremos al final de la semana», avanzaron fuentes del EBB, que señalaron que «vamos a darnos cuatro días para ver qué es lo que ocurre en este tiempo y tomar una decisión conociendo la situación en ese momento».

En el caso de que la situación catalana no se aclare antes del viernes, el registro de la enmienda a la totalidad tampoco sería definitiva para condenar las Cuentas de Rajoy, ya que los cinco diputados del PNV en el Congreso aún tendrían una semana más, hasta el día 26, para retirarla antes de que se vote en el pleno de las enmiendas a la totalidad. Con la actual aritmética parlamentaria, el Gobierno de Rajoy necesita que el PNV no vote a favor de la devolución del proyecto de Cuentas para que pueda seguir su tramitación. Si el PNV mantiene su enmienda a la totalidad el día 26, los Presupuestos decaerán.

El lehendakari exige la rebaja de la tarifa eléctrica porque forma parte del acuerdo del año pasado

Mientras el PNV sopesa su posición definitiva, ayer desde el PP vasco se sucedieron las invitaciones a los jeltzales para que vuelvan a respaldar los Presupuestos de Rajoy. El portavoz parlamentario popular, Borja Sémper, aventuró que el PNV «no será capaz de aguantar mucho tiempo» con la «justificación» de no apoyar las Cuentas hasta que se levante el artículo 155, una actitud que a su juicio supone «fiar» su posición al «guirigay» político de Cataluña. Sémper dijo «entender la incomodidad» que puede provocar en el PNV compartir una fotografía con el PP con el 155 aún vigente, pero dijo que «eso no puede justificar que 500 millones de euros destinados a inversiones en Euskadi estén en el aire». «Llevará un tiempo todavía, pero se resolverá», aseguró Sémper.

El diputado vizcaíno del PP Leopoldo Barreda advirtió de que los ciudadanos vascos tienen «mucho que perder» si no se aprueban los Presupuestos y censuró que «el interés general de la sociedad vasca lo marque Puigdemont o el calendario de investidura del Parlamento de Cataluña».

Cumplir lo pactado

El lehendakari, Iñigo Urkullu, intervino ayer en una de las cuestiones que están levantando polémica en torno al posible apoyo del PNV a los Presupuestos de 2018. Dirigentes del Gobierno de Rajoy han advertido que la rebaja de la tarifa eléctrica a las empresas vascas pactada entre el PP y el PNV el año pasado requiere de la aprobación de los Presupuestos de 2018, pero el Gobierno Vasco difiere de esta lectura. Urkullu señaló que es «un compromiso» cerrado en el acuerdo presupuestario de 2017, por lo que aseguró que la rebaja «ha de hacerse» con independencia de que se aprueben las Cuentas de este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos