El PNV apurará hasta el miércoles para decidir si aprueba los Presupuestos

Andoni Ortuzar junto a Aitor Esteban, en el Congreso. /EFE
Andoni Ortuzar junto a Aitor Esteban, en el Congreso. / EFE

El EBB opta por esperar «hasta el último minuto» para propiciar una «desactivación del 155»

MIGUEL VILLAMERIEL

El PNV se está acostumbrando a tomar sus decisiones «contra el reloj» y mirando de reojo a Cataluña. La ejecutiva del EBB se reunió ayer por la tarde en Sabin Etxea y decidió, con la participación del lehendakari Iñigo Urkullu, hacer un nuevo gesto de «responsabilidad» y ganar tiempo para que el Gobierno de Rajoy pueda realizar algún gesto antes de mañana por la tarde que lleve a la «desactivación» del 155 en Cataluña. Ahora mismo no se vislumbra qué movimiento de fichas puede llevar al levantamiento de la intervención de la autonomía catalana en poco más de 24 horas, toda vez que el nuevo presidente de la Generalitat, Quim Torra, insiste en nombrar consellers a dirigentes encarcelados o huidos, pero el PNV exige algún tipo de garantía de que la autonomía catalana se va a restablecer. Los jeltzales esperarán «hasta el último minuto» -la votación final en el Congreso se prevé para mañana por la tarde-, aunque si no obtienen esa garantía de Rajoy podrían llegar a tumbar unos Presupuestos que consideran positivos para Euskadi.

Ortuzar y Rajoy han hablado por teléfono en varias ocasiones en los últimos días para ver si es posible una solución

El comunicado que el EBB emitió tras su reunión de ayer hace un par de referencias a la «responsabilidad» que ha mostrado el PNV en los últimos meses en relación a la tramitación presupuestaria, lo que lleva a los jeltzales a apurar los plazos hasta el final, pero también viene a demostrar que estarían dispuestos a aprobar las Cuentas de Rajoy si se levantara la «injusta e involutiva» aplicación del 155 en Cataluña. El presidente del Gobierno ha mantenido varias conversaciones telefónicas con el líder del EBB, Andoni Ortuzar, desde que el pasado sábado comunicó al PSOE y Ciudadanos que mantendría vigente el 155 mientras Torra no designe un Govern sin consejeros presos o huidos. La posición de Ortuzar sigue siendo clara en el sentido de que necesita que se produzca el levantamiento del 155 para que el PNV apruebe los Presupuestos. Como mínimo, necesitaría alguna «garantía» a la que agarrarse, según señaló ayer un representante jeltzale.

Fuentes del EBB aseguraron que la reunión de ayer en Sabin Etxea no fue tensa porque en la ejecutiva jeltzale ya se barruntaban que el desenlace sobre los Presupuestos podía prolongarse «hasta el último minuto». Lo cual no quita para que en el seno del EBB haya diferentes visiones sobre la conveniencia de apoyar los segundos Presupuestos de Rajoy en esta legislatura. El sector guipuzcoano liderado por Joseba Egibar es el menos entusiasta ante esta posibilidad, mientras que Ortuzar o el lehendakari Urkullu -que tiene voz pero no voto en el EBB- mantienen una posición tendente a proporcionar «estabilidad» a la legislatura. Sobre todo ante un hipotético adelanto electoral que podría conllevar el auge de Ciudadanos.

La nota que emitió ayer el EBB reconoce la «relevancia» de aprobar unos Presupuestos que incluyen cerca de 570 millones de euros en inversiones para Euskadi, además de una subida general de las pensiones en función del IPC para este año y el siguiente, por lo que el grupo jeltzale en el Congreso permitirá que el proyecto siga su curso en las votaciones de hoy. Es decir, el PNV empezará a votar a favor de las diferentes secciones de las Cuentas en el pleno de hoy y se reservará la opción de tumbar el proyecto hasta las últimas votaciones de mañana por la tarde. Por lo que se prevé una jornada de infarto a la espera de Cataluña.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos