Garrido se propone culminar el proyecto de Cifuentes «huyendo de personalismos»

El actual jefe del Ejecutivo en funciones se presentará a la investidura para presidir la Comunidad de Madrid con el respaldo de Ciudadanos

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

El candidato de los populares para sustituir a Cristina Cifuentes y presidir la Comunidad de Madrid será Ángel Garrido. El Comité Electoral del PP se ha reunido esta mañana en la sede nacional de la calle Génova bajo la dirección de Alicia Sánchez-Camacho. El partido trasladará ahora su propuesta a la presidenta de la Asamblea regional, Paloma Adrados, que esta tarde comienza la ronda de contactos con la fuerzas políticas de la Cámara para proponer un aspirante a la investidura. Ciudadanos - que ya anunció su intención de respaldar el nombre que pongan sobre la mesa los populares siempre que se trate de un dirigente «limpio» - ha confirmado su apoyo a través de su presidente, Albert Rivera.

Esa ha sido la prioridad del PP en las últimas semanas. La directriz de Mariano Rajoy, responsable último de la decisión, fue impulsar un presidente para la Comunidad de Madrid sin mácula posible, que no pueda ser foco de ninguna polémica en el año que resta hasta las elecciones autonómicas de 2019. Otra cosa será elegir al cabeza de cartel en los comicios. De momento, se trata de evitar que cualquier nuevo escándalo pueda terminar de agotar las opciones electorales de los populares.

Ángel Garrido, mano derecha de Cifuentes, siempre fue la opción «lógica» para el PP de Madrid. Es alguien que conoce a fondo el Gobierno madrileño y que podría ofrecer un perfil gestor y poco controvertido. Fuentes de la dirección, sin embargo, trasladaron sus recelos sobre esta candidatura dada la complicidad entre el actual presidente en funciones y la dirigente dimitida.

El pasado 2 de mayo, Día de la Comunidad de Madrid, Garrido trasladó a los invitados en la Puerta del Sol un discurso meramente institucional en el que ni siquiera recordó a Cifuentes. En una entrevista en Telemadrid defendió, además, que ser «leal» a la expresidenta no le «inhabilita» para otro proyecto.

El candidato del PP a presidir la Comunidad de Madrid ha subrayado que su propósito es culminar el proyecto comenzado por Cristina Cifuentes en el Gobierno regional «con rigor» y «huyendo de personalismos». Así lo ha asegurado Garrido en declaraciones a los medios, tras reunirse con los diputados regionales del PP en la Asamblea de Madrid, donde ha comentado que asume una «responsabilidad doble» con su partido y con «todos los madrileños con independencia de ideologías».

Garrido ha comentado que el Gobierno regional emprendió hace tres años un proyecto «que ha sido muy positivo para los madrileños y ha dado resultados muy importantes». «Mi propósito ahora es intentar culminar este proyecto, poner en marcha las medidas pendientes», ha apuntado en referencia a la labor de su antecesora en el cargo, Cristina Cifuentes, con la que ejerció como portavoz del Ejecutivo.

El presidente en funciones se ha propuesto «gobernar para todos» y «huir de personalismos». «Creemos en la eficacia de proyectos por encima también de las personas y en eso vamos a seguir», ha subrayado.

Por otro lado, ha indicado que si hay cambios en el Ejecutivo madrileño serán «de tono muy menor», ya que el Gobierno «ha trabajado formidablemente». Lo único que ha adelantado que una persona en la que asegura que aún no ha pensado lo relevará al frente de la consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía de Gobierno, cargo que ocupaba con Cifuentes y que seguía ejerciendo en funciones tras la dimisión de ésta.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos