Andalucía y Madrid insisten en que se reformule el Cupo vasco

Apuestan junto a la Comunidad Valenciana, en sus aportaciones enviadas a Hacienda, por que Euskadi y Navarra realicen aportaciones a un fondo común

J. ARTOLA SAN SEBASTIÁN.

Las reticencias y críticas al Cupo vasco, aprobado en el Congreso con el voto en contra de Ciudadanos y Compromís se mantienen. Madrid y Andalucía han pedido ya al Ministerio de Hacienda que se reformule el Cupo y que tanto el País Vasco como Navarra, que también cuenta con un régimen especial, realicen aportaciones a un fondo común en el marco de la financiación autonómica. Consideran que así se aseguraría la prestación equitativa de los servicios básicos. A esta última propuesta se suma también la Comunidad Valenciana, una de las peor financiadas junto a Murcia, que también acercan posturas ante la reforma del sistema de financiación, independientemente de su perfil político, y coinciden en querer recaudar el 70% del IVA frente al 50% actual. Además de la revisión del Cupo vasco, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha reclamado en sus aportaciones al ministerio más inversión para una región «claramente infrafinanciada» y, por ello, ha pedido que las comunidades vasca y navarra aporten medios a la solidaridad nacional.

Andalucía es otra de las autonomías que se considera peor financiada. Ha solicitado al Estado su propio «diagnóstico» ya que sin esa valoración «cualquier intento de formular un sistema estable está condenado al fracaso y puede poner en peligro el Estado del bienestar».

Desde la Junta subrayan que «no se trata de pedir, sino de participar en mayor medida de lo que se recauda a los ciudadanos con sus impuestos», que prefieren que se financie la sanidad, la educación, la dependencia, las prestaciones por desempleo o las pensiones. En la misma línea, Castilla-La Mancha avala una financiación que garantice los servicios básicos y una atención sanitaria igual para todos, independientemente de donde vivan.

Último informe

Según el último informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), difundido por Efe a partir de datos de Hacienda, las diferencias entre la región mejor y peor financiada llega a 728 euros por habitante. Cantabria es la comunidad con más recursos y una financiación equivalente a 2.906 euros por habitante, mientras que en el lado opuesto se sitúa la Comunidad Valenciana, con 2.178 euros. Y por ser la peor financiada, plantea a Hacienda asumir el 70 % de la recaudación del IVA y de los impuestos especiales. En el documento entregado a Hacienda, la Generalitat valenciana plantea este aumento de ingresos para garantizar la sanidad, la educación y la protección social. En el caso de Murcia, su presidente afirma que la región recibe 250 millones menos que la media de comunidades, 451 menos que la media de las uniprovinciales y 1.056 millones menos que la mejor financiada, Cantabria.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos