«ETA ya no es una amenaza relevante», dice la Estrategia de Seguridad del Gobierno

J. SAINZ SAN SEBASTIÁN.

«ETA ya no es una amenaza relevante», según asegura la Estrategia de Seguridad Nacional 2017 aprobada ayer por el Gobierno central, a la que dedica sólo un párrafo en sus 127 páginas. La nueva Estrategia afirma que «con respecto al terrorismo autóctono, ETA ya no es una amenaza relevante gracias a la victoria del Estado de derecho y sin perjuicio del trabajo constante de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la investigación de los hechos criminales, la defensa de la memoria de las víctimas del terrorismo y la transmisión de una narrativa que resalte la lucha de la democracia frente al terrorismo».

Este dossier se publica en un momento en el que la organización ya desarmada debate sobre su futuro y prevé anunciar su «desmovilización» para principios del próximo año, garantizando además que ese paso de dejar la sigla inactiva supondrá su desaparición definitiva de facto, como ha avanzado este periódico. Pese a ello, el Ejecutivo de Mariano Rajoy no prevé, por ahora, acabar con cuestiones como la dispersión de los presos, pese a que desde Francia, por ejemplo, se atisban movimientos y gestos en política carcelaria.

Por otra parte, el grupo de EH Bildu del Parlamento Europeo ha publicado un vídeo en el que varios europarlamentarios reclaman la libertad de Ibon Iparragirre, recluso de ETA gravemente enfermo: «La gravedad de su estado de salud nos lleva a alertar en el Parlamento Europeo sobre la situación límite que atraviesa el preso de Ondarroa y a solicitar su inmediata excarcelación». Malin Björk (Vänsterpartiet), Tatjana Zdanoka (Latvijas Krievu Sabenïba), Lidia Senra (Alternativa Galega de Esquerda en Europa), Mark Demesmaeker (Nieuw-Vlaam), Josep María Terricabras (ERC), Martina Anderson (Sinn Féin) y Josu Juaristi (EH Bildu) son algunos de los firmantes del manifiesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos