Alonso envía una carta de apoyo al director de la Ertzaintza tras el informe sobre torturas

El presidente del PP defiende el «prestigio» de la Policía autonómica tras el dossier del Gobierno Vasco que le atribuye 336 casos

AINHOA MUÑOZSAN SEBASTIÁN.

Tras el malestar que despertó en el PP el informe del Gobierno Vasco sobre torturas, el líder de la formación, Alfonso Alonso, ha querido enviar una misiva al director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, para transmitirle su «apoyo» después de que el dossier incluyera 336 denuncias atribuidas a la Policía vasca. «Quiero transmitirle el apoyo de mi partido a la labor que realiza la Policía Autónoma Vasca en defensa de los derechos de todos los vascos», comienza el escrito.

Según se recoge en la carta, el presidente del PP en Euskadi considera «fundamental» expresar el «reconocimiento» de los populares vascos a la «profesionalidad y compromiso que cada día muestran miles de agentes de la Ertzaintza, garantizando la seguridad y la convivencia en las calles de Euskadi», después de que la semana pasada el Ejecutivo presentase un informe, encargado al forense Francisco Etxeberria y al Instituto Vasco de Criminología, que censa 4.113 casos de torturas en la Comunidad Autónoma Vasca entre 1960 y 2014. De ellos, el documento incluye 310 casos de la Ertzaintza sin sentencia judicial, sobre un total de 336 censados. Un escenario que desde el minuto uno provocó molestias no solo en el PP vasco, si no también en el PSE -socio en el Ejecutivo autonómico-, así como en el principal sindicato del cuerpo, Erne, o en el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite.

Además de la censura pública que realizó Alonso -llegó incluso a exigir la dimisión del secretario de Derechos Humanos y Convivencia del Gobierno Vasco, Jonan Fernández-, el exministro de Sanidad envió el jueves pasado la misiva a Gabirondo en la que denuncia que el informe del gabinete de Urkullu «siembra sospechas» sobre el trabajo de la Ertzaintza. Algo que, en opinión de Alonso, no solo «desacredita la imagen de Euskadi», sino que además «supone un ataque directo a una de nuestras señas de identidad». «La gravedad del informe, basado en el caso de la Ertzain-tza en denuncias anónimas sin la existencia de ninguna condena judicial, exige en nuestra opinión una reivindicación clara del papel de la Ertzaintza a lo largo de su historia», continúa la misiva, que de momento no ha recibido respuesta por parte del máximo responsable de la Policía vasca.

«El informe siembra sospechas sobre su trabajo y desacredita la imagen de Euskadi»

«La Ertzaintza jugó un papel clave en la lucha contra el fanatismo que tanto dolor ha causado»

En su escrito, además, el líder de los populares vascos recuerda que el País Vasco «sufrió durante cuatro décadas el azote del terrorismo» y que durante esos cuarenta años de horror, la Ertzaintza -«que también fue víctima de la sinrazón de ETA», puntualiza-, «jugó un papel clave en la lucha contra el fanatismo que tanto dolor ha causado en nuestra tierra».

Guardia Civil y Policía Nacional

Por estos motivos, Alonso no ha podido pasar por alto que «desprestigiar» la trayectoria profesional de la Policía autónoma vasca «debilita los principios y valores de nuestra democracia» y «alienta», además, «a quienes siempre han tratado de dinamitar nuestro Estado de Derecho».

La carta de Alfonso Alonso finaliza recordando que han sido «muchos» los responsables políticos del departamento de Interior y, «con independencia de nuestras diferencias ideológicas», «jamás hemos puesto en duda ni pondremos la honorabilidad de la Ertzaintza». Por todo ello, reafirma el «respaldo, confianza y reconocimiento» del PP vasco al trabajo de la Policía autónoma.

Desde la formación apuntan que Alonso también ha querido brindar su apoyo no solo a los agentes de la Ertzaintza, sino a los responsables de la Guardia Civil y la Policía Nacional, a los que se les atribuye el mayor número de casos de torturas. Asimismo, el presidente del PP vasco ya ha trasladado sus quejas a la responsable de la consejería de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, al «dañar la imagen» del cuerpo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos