Alcaldes abertzales y del PSE se unen por las víctimas policiales en Errenteria

Mendoza, en el centro, y los exalcaldes socialistas Merino y López, en la segunda fila, junto a familiares de las víctimas. / ARIZMENDI
Mendoza, en el centro, y los exalcaldes socialistas Merino y López, en la segunda fila, junto a familiares de las víctimas. / ARIZMENDI

Mendoza y sus antecesores celebran un acto para pedir «perdón» por el olvido institucional a los fallecidos en la semana pro-amnistía de hace cuarenta años

JORGE SAINZ SAN SEBASTIÁN.

Alcaldes de Errenteria, tanto históricos como el actual, pidieron ayer «perdón» a las víctimas policiales de la semana pro-amnistía de 1977 por la «ausencia de reconocimiento institucional» en estas cuatro décadas. El regidor de la villa, Julen Mendoza (EH Bildu), sus antecesores socialistas, Miguel Buen, Adrián López y Juan Carlos Merino, y el primer alcalde, Xabin Olaizola (HB), suscribieron el texto, presentado en un acto en el centro cultural Niessen. Salvo Buen, que no pudo acudir, el resto estuvo presente junto a los portavoces de todos los grupos de Errenteria (EH Bildu, PSE-EE, PNV e Irabazi), que secundaron la convocatoria.

Los regidores de Errenteria profundizan en su trabajo por la convivencia y el reconocimiento de las distintas víctimas, que tuvo como antecedentes otros actos como el del pasado verano en el que pidió perdón a los familiares de tres asesinados por ETA, dos concejales del PP y un policía local militante del PSE. Ahora, conmemorando los cuarenta años de los graves incidentes de la semana pro-amnistía, con cuatro muertos de Errenteria, el actual equipo de gobierno local, con Mendoza a la cabeza, ha impulsado este nuevo acto. Una iniciativa para «romper el silencio» sobre aquellos sucesos que marcaron la memoria colectiva de la ciudad.

En la sala Niessen estuvieron familiares de las víctimas mortales del municipio como Rafael Gómez Jauregi, de 78 años, alcanzado por disparos de fuego real de la Policía mientras dispersaba una manifestación; José Luis Cano, vecino de 28 años asesinado en días posteriores en Pamplona de un tiro en la cabeza por un agente de la Policía Armada; de Gregorio Maritxalar, de Beraun y fallecido tras recibir un impacto de bala en el pecho mientras estaba en el balcón; o Clemente del Caño Ibáñez, trabajador de la autopista atropellado cuando quitaba una barricada.

El municipio profundiza en la convivencia tras el reconocimiento similar a las víctimas de ETA

«Impunidad»

En el documento, en euskera y castellano, leído ayer por Mendoza, el alcalde señala que «aún considerando que el Estado es el último responsable de los hechos ocurridos» en aquel entonces, «reconocemos la ausencia de reconocimiento institucional del Ayuntamiento de Errenteria como institución a lo largo de todos estos años». En este sentido, el alcalde de EH Bildu pide «perdón» si esta ausencia de reconocimiento, «unida a la impunidad de estos hechos, ha podido contribuir a agravar una sensación de abandono, a la estigmatización de las víctimas, a mantener oculto parte de la verdad de lo ocurrido, a mantener el miedo en estas personas, en definitiva, a generar un mayor sufrimiento al que ya se padecía». Y es que, según subrayó al inicio, «la verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio».

Tras desear que con el acto de ayer «hayamos reparado en parte el daño añadido producido», el texto de los alcaldes destaca que esta «mirada al pasado» busca «construir el futuro». Mendoza, de hecho, puso en valor la transversalidad de los regidores firmantes, que «han dado un paso importante en el camino de la paz y la convivencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos