Alberdi denunció la trama de cobro de comisiones al ser excluida de un contrato por orden de De Miguel

Alfredo de Miguel a las puertas del Palacio de Justicia. /Andrade
Alfredo de Miguel a las puertas del Palacio de Justicia. / Andrade

AGENCIAS

La abogada Ainhoa Alberdi, que destapó la presunta trama de cobro de comisiones que sienta en el banquillo a exdirigentes del PNV alavés, ha explicado este miércoles que el "empujón" para denunciar se lo dio la orden del principal imputado en esta causa, Alfredo de Miguel, de excluirla de un contrato al negarse a pagar la supuesta "mordida" reclamada.

Alberdi ha vuelto a testificar en el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Álava, en esta ocasión en relación con otra de las contrataciones con el Parque Tecnológico de Álava que se investigan en esa causa, la que se firmó con el Estudio Técnico de Obras y Arquitectura S.L. (Stoa) en el marco de la ampliación del PTA y donde una nueva firma de Alberdi (Alberdi-Vicinay Consultores) estaba subcontratada.

Esta letrada fue la que el 2 de diciembre de 2009 denunció ante la Fiscalía de Álava que los principales imputados en esta presunta trama corrupta le reclamaron una comisión ilícita de 100.000 euros tras haber sido adjudicado en 2006 a su empresa -Urbanorma- un contrato para la ampliación del PTA

Alberdi ha explicado que el "empujón" que le llevó a denunciar fue el hecho de que después de negarse a pagar se le excluyera por orden de De Miguel de otro contrato cuando ya había sido adjudicado.

"Ante mi negativa (a pagar) me encuentro que algo que ya estaba dado ya no es para mí", ha descrito Alberdi, que también ha indicado que este hecho le sirvió para concluir que no iba a volver a ser contratada por las administraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos