Alba reconoce que no hay voces en Podemos Euskadi a favor del reconocimiento de la república catalana

Lander Martínez, Elisenda Alamany y Nagua Alba, ayer en Bilbao. / TELEPRESS
Lander Martínez, Elisenda Alamany y Nagua Alba, ayer en Bilbao. / TELEPRESS

La secretaria general del partido se reúne en Bilbao con Catalunya en Comú para hablar de autogobierno y la situación catalana

ELISA LÓPEZ SAN SEBASTIÁN.

Nagua Alba dejó claro ayer que no ha habido voces dentro de Podemos Euskadi a favor del reconocimiento de la república catalana. La secretaria general de la formación vasca salió así al paso de las críticas recibidas estas últimas semanas por algunos líderes del partido, como Pablo Iglesias, por su posición «ambigua» acerca del conflicto catalán. También afirmó que es responsabilidad de su formación «plantarse ante la voluntad recentralizadora y de involución democrática» del Gobierno del PP, sin pensar en si sus decisiones puedan «medirse en términos electoralistas».

Alba realizó estas declaraciones en Bilbao, en una comparecencia, después de reunirse con los representantes de Catalunya en Comú, Elisenda Alamany y Marc Grau, en la que también estuvo Lander Martínez, número dos de la formación vasca y portavoz de Elkarrekin Podemos en el Parlamento Vasco.

Alba subrayó que en los últimos meses, «la comunicación y los afectos» entre ambos partidos en Cataluña y Euskadi «se han multiplicado», aunque también admitió que las situaciones «son muy diferentes». Transmitió su «apoyo y respaldo absoluto» al trabajo político que los comunes desarrollan en Cataluña, y consideró que «no es fácil» en el actual escenario abogar por el diálogo y una solución pactada. Además, la líder de Podemos Euskadi alabó el trabajo «ejemplar» de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y del diputado Xavier Domènech. «Sois un referente también en Euskadi», expresó.

La joven dirigente, que a finales de año abandonará la secretaría general del partido, defendió que existe «una postura mayoritaria y compartida» dentro de Podemos a nivel estatal y en Euskadi, que es de «clarísima oposición» a la gestión que ha hecho el PP, en alianza con Ciudadanos y el PSOE», de la situación catalana. Lamentó que «lo que ha hecho es reprimir y, cuando hay un conflicto político en una democracia, hay que resolverlo políticamente, a través del diálogo, y nunca tendríamos que haber llegado a esta situación».

Preguntada por si la situación del partido en Cataluña puede verse reflejada en un menor apoyo ciudadano a la formación morada en Euskadi y en el resto del Estado, Alba destacó que la Comunidad Autónoma Vasca está en «un momento muy diferente al de la catalana», y esa realidad diferente también se refleja «a nivel de organización política».

Fotos

Vídeos