Agus Hernán: «ETA debe hacer una lectura crítica, al igual que otros agentes»

El coordinador del Foro Social, Agus Hernán, en la Casa de la Paz de Aiete. / MICHELENA
Agus Hernán, coordinador del Foro Social Permanente

El Foro Social presenta el miércoles un documento para cerrar el ciclo del desarme, y ve posible «un acuerdo de la mayoría de partidos y sindicatos vascos» sobre presos

J. SAINZSAN SEBASTIÁN.

El Foro Social Permanente, iniciativa ciudadana en favor de «soluciones al conflicto», presentará el miércoles en la Casa de la Paz de Aiete un documento en cuatro idiomas (euskera, castellano, francés e inglés) que hará balance del desarme de ETA y los retos para el nuevo curso. Su coordinador, Agus Hernán (Irun, 1962) cita tres: la «desmovilización» de ETA, lograr que la mayoría de partidos y sindicatos vascos acuerden una hoja de ruta para flexibilizar la política penitenciaria, y la reparación de las víctimas, incluyendo la resolución de los casos sin resolver.

-Muchos pasos de ETA o los presos vienen precedidos de recomendaciones previas del Foro Social. ¿Por qué tanta influencia?

-La legitimidad viene de su propia composición, con 17 entidades, entre ellas tres de los cuatro grandes sindicatos, que reúnen 210.000 afiliados. Buscamos hacer propuestas razonables dentro de los estándares internacionales. Poner raíles para que luego los vagones avancen. Si tenemos influencia supongo que es porque nuestras propuestas generan espacios de acuerdos.

-Comentaba recientemente que el verano ha madurado las cosas para acordar una hoja de ruta para otra política penitenciaria.

-Empezamos una ronda con todos los partidos y sindicatos vascos y el verano ha traído un pronunciamiento del 80% del Parlamento Vasco (salvo el PP) apoyando una propuesta por los presos enfermos, un apoyo de los sindicatos a esa propuesta y la aprobación del colectivo de presos de unas conclusiones en sintonía con la demanda social de explorar la legislación. Las condiciones han madurado y hay voluntad en la mayoría de partidos y sindicatos de avanzar, en el marco que consideren conveniente, hacia un acuerdo en materia de personas presas, de cara a una hoja de ruta para su reintegración.

-¿Ese diálogo se debe residenciar en exclusiva en la ponencia de paz del Parlamento Vasco?

-Es importante la participación de los sindicatos y por eso hay que construir unos marcos de debate que les incorpore, desde el respeto a la ponencia parlamentaria.

-¿En verano también el colectivo de presos (EPPK) ha dicho que la muerte de Kepa de Hoyo les obliga a una «lectura más severa de la situación». ¿Le preocupa?

-Ese comunicado lo acogimos con respeto y preocupación. El EPPK tiene que profundizar en las decisiones que ha tomado y avanzar. Esa es la aportación que podrían hacer para transmitir a sociedad, partidos y sindicatos su voluntad política.

-Tras culminarse en abril el desarme, ¿el reto de este curso es la disolución de ETA?

-En un planteamiento de resolución integral y justa dentro de los parámetros de la DDR (desarme, desmovilización y reintegración), entendemos que ETA tiene que proceder a una desmovilización completa y definitiva, en los tiempos que su debate necesite; y esta desmovilización debe tener una aportación al proceso de convivencia con un componente de lectura crítica de su propio pasado, una lectura crítica que también tienen que hacer todos los agentes, incluida la sociedad civil , porque todos hemos sido parte del conflicto por activa o pasiva. Esa aportación en clave de convivencia sería importante para ayudar a que los partidos, sindicatos y sociedad civil puedan acordar una hoja de ruta con el colectivo de presos para la reintegración de los presos, miembros en la clandestinidad, huidos y deportados.

«La lectura crítica de ETA sería una aportación a la convivencia y para reintegrar a los presos»

«La posición del PP se puede mover, como pasó con el Gobierno francés en el desarme»

-¿Ese concepto de «desmovilización» saciará las exigencias de «disolución» del Gobierno del PP?

-Una desmovilización completa y total de ETA supone el cierre de un periodo de cincuenta años. Es un término recogido en los estándares internacionales. Más importante que el término es que la voluntad de ETA sea hacer una aportación real al cierre y a la solución integral y justa y a la convivencia en esta país.

-¿Cree que el Gobierno del PP comenzaría a moverse?

-Para que el PP evolucione hay tres elementos claves. Que los presos profundicen en las vías que han tomado; el acuerdo político, institucional, social y sindical mayoritario; y generar una corriente de opinión en el Estado español favorable a una flexibilidad de la política penitenciaria. Ello hará que se muevan posiciones que parecen inamovibles, como pasó en abril con el Gobierno francés y el desarme.

Víctimas y mujeres

-Respecto a las víctimas, ¿qué plantean ustedes?

-Todas las víctimas tienen derecho a la verdad, justicia y reparación, pero sigue habiendo muchos casos sin resolver. En base a estándares internacionales, se ha resuelto con la justicia transicional y en algún momento habrá que dar un cauce, desde una base de acuerdo lo más amplio posible, a esta cuestión. No puede haber centenares de víctimas de casos sin resolver o miles de casos de torturados que queden impunes. Sería importante para que la sociedad vasca se reconcilie. También queremos incorporar las consecuencias de la violencia del conflicto político hacia las mujeres, una cuestión oculta.

-¿Cataluña o los atentados yihadistas pueden dificultar que la pacificación no entre en las agendas?

-Por una parte es bueno porque permite un trabajo más sosegado.

Fotos

Vídeos