El acuerdo sobre fiscalidad se pospone por el intento del PP de apretar la negociación

Idoia Mendia y los consejeros socialistas, Iñaki Arriola, María Jesús San José y Alfredo Retortillo. / B. AGUDO
Idoia Mendia y los consejeros socialistas, Iñaki Arriola, María Jesús San José y Alfredo Retortillo. / B. AGUDO

Los populares ven «muy mejorable» la propuesta trasladada por PNV y PSE, aunque todas las partes dan por hecho que se cerrará un pacto en las próximas horas

MIGUEL VILLAMERIEL SAN SEBASTIÁN.

Nadie duda de que el acuerdo sobre fiscalidad se producirá en las próximas horas, aunque la pretensión del PP de «mejorar» la propuesta que le trasladaron ayer el PNV y el PSE pospuso un pacto que podría cerrarse hoy. Los dos socios de gobierno en las principales instituciones vascas encarrilaron el acuerdo la semana pasada con su decisión de bajar el Impuesto de Sociedades hasta el 24% en dos años, una de las grandes reivindicaciones del PP, pero los populares optaron ayer por apretar un poco más la negociación para introducir algunos retoques en otras cuestiones como el IRPF o las deducciones de ayuda a la familia. Retoques que no ponen en riesgo el acuerdo final, pero que pospusieron unas horas la firma.

Anoche fuentes de los tres partidos reconocían que el pacto para la reforma fiscal podía ser cuestión de horas. En un primer momento, el acuerdo se limitará a la fiscalidad, aunque el compromiso adquirido por PNV, PSE y PP busca extender el entendimiento a los Presupuestos vascos. Ese segundo pacto, en cualquier caso, podría demorarse unos días más. Jeltzales y socialistas esperan que el acuerdo pueda llegar también a las cuentas de otras instituciones como la Diputación de Araba, ya que ambos socios requieren del concurso de otro grupo en las Juntas Generales para sacar adelante los Presupuestos. Un inconveniente que no tienen en Gipuzkoa y Bizkaia, donde suman mayoría absoluta. Pero instan a ir «paso a paso» porque las fechas para tramitar los Presupuestos vascos y forales -que serán aprobados definitivamente el 22 de diciembre- aún ofrecen mucho margen para negociar enmiendas.

«Ahora la pelota está en el tejado del PP», comentaban anoche fuentes socialistas. Por la mañana, la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, mostró su confianza en que el acuerdo con los populares pudiera ser una realidad ayer mismo, pero los diferentes contactos no permitieron sellar el pacto. Se pospuso hasta hoy, al menos si no surgen nuevas diferencias de última hora.

Mendia defiende que un Gobierno en minoría del PNV sería «más frágil» que con el PSE

Fuentes del PP vasco consideraron que la propuesta sobre fiscalidad trasladada ayer por jeltzales y socialistas todavía era «muy mejorable». A lo largo del día, los tres partidos trataron de limar diferencias a través de un encuentro más técnico que al máximo nivel -al estilo de la reunión que mantuvieron Andoni Ortuzar, Idoia Mendia y Alfonso Alonso el pasado viernes-, pero anoche aún quedaban algunos flecos pendientes.

El PNV y el PSE acordaron, el miércoles de la pasada semana, bajar en un plazo de dos años el tipo de Impuesto de Sociedades del 28 al 24% y reducir al mismo tiempo algunas deducciones que disfrutan las empresas. El objetivo de este pacto era recabar el apoyo de los populares a la modificación tributaria que debe votarse en las tres Juntas Generales, lo que allanaría a su vez el camino a los Presupuestos vascos. El presidente del PP vasco aseguró ayer que su intención era cerrar un pacto fiscal y presupuestario para este miércoles, aunque la delegación de los populares quiere amarrar algún detalle adicionales antes de dar luz verde al acuerdo.

La «estabilidad» socialista

La líder del PSE, Idoia Mendia, aseguró ayer que su partido ha aceptado reformar el acuerdo previo sobre fiscalidad alcanzado con el PNV porque ha antepuesto la «estabilidad» de las instituciones sobre posiciones políticas como no bajar el tipo del Impuesto de Sociedades. En una comparecencia en Bilbao para valorar el primer año del Gobierno Vasco de coalición con el PNV, en la que estuvieron presentes los tres consejeros socialistas -Iñaki Arriola, María Jesús San José y Alfredo Retortillo-, Mendia defendió el cambio de posición de su partido al aceptar bajar el Impuesto de Sociedades al 24 % en dos años porque con la reforma «habrá más recursos para políticas sociales y más progresividad fiscal». «No estamos en política para estar más o menos guapos en la foto, sino para responder a los retos del país», aseguró.

Mendia rechazó que el PP vaya a ser el socio preferente del Gobierno Vasco y afirmó que tiene «la mano tendida al conjunto de los grupos», en referencia a EH Bildu y Elkarrekin Podemos, para «entre todos» acordar las «grandes reformas» que necesita Euskadi.

La secretaria general del PSE también destacó que, «sin el compromiso que adquirimos, hoy la agenda de Euskadi sería la de Cataluña. Un Gobierno en minoría (del PNV) sin nuestro concurso sería más frágil y más susceptible a los cantos de sirena del independentismo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos