El acercamiento de los presos, una 'patata caliente'

DV

Si hay un asunto en la 'agenda vasca' del lehendakari que incomoda a Mariano Rajoy es la insistencia del Gobierno Vasco en el acercamiento a cárceles vascas de los presos de ETA y la excarcelación de aquellos con enfermedades graves. De hecho, el PNV siempre ha sospechado que Moncloa aplazaba la cita para evitar afrontar esa 'patata caliente'.

No obstante, Rajoy vuelve a tener sobre la mesa, tras la reunión de la semana pasada, el plan del Gobierno Vasco para que los internos etarras se acerquen a un máximo de 250 kilómetros de Euskadi, que le entregó en su última reunión, a mediados de marzo, en la que ambos acordaron no obstaculizar el desarme de ETA en Francia. El portavoz Erkoreka ya avanzó el pasado 5 de julio que Urkullu tenía previsto exigir «en persona» a Rajoy una salida para los presos etarras. El Gobierno central supedita cualquier paso a la disolución de la banda.

Fotos

Vídeos