Más de 5.000 jóvenes piden en Euskadi un proceso como el catalán

La manifestación de San Sebastián/Sara Santos
La manifestación de San Sebastián / Sara Santos

En San Sebastián se han manifestado más de un millar de personas tras una pancarta con el lema en euskera 'Baimenik ez aske izateko' (Para ser libres sin permiso)

EFEVitoria

Más de cinco mil jóvenes se han manifestado este jueves en las tres capitales vascas convocados por las juventudes de Sortu, Ernai, para mostrar su apoyo al referéndum independentista de Cataluña y reclamar la puesta en marcha en Euskadi de un proceso similar.

En San Sebastián se han manifestado más de un millar de jóvenes que han partido hacia las 12.40 horas del Boulevard donostiarra tras una pancarta con el lema en euskera "Baimenik ez aske izateko" (Para ser libres sin permiso).

Los jóvenes participantes, muchos ellos con ikurriñas y esteladas han recorrido algunas calles del centro de la ciudad y la Parte Vieja profiriendo gritos en favor de la independencia.

Al término del recorrido, en la plaza Zuloaga, el representante de Ernai Mikel Urdangarin se ha dirigido a los congregados para denunciar "la ofensiva represiva" contra "los derechos democráticos del pueblo catalán" por parte del gobierno del PP y del "aparato del Estado heredero del franquismo", con "el respaldo" del PSOE, Ciudadanos y "también del PNV".

En Bilbao unos dos mil jóvenes se han manifestado por el centro de la ciudad, desde la subdelegación del Gobierno al Palacio de Justicia, donde han celebrado un acto político, tras una pancarta con el lema en euskera "No es necesario permiso para ser libres" e "Independencia Euskal Herria".

En Vitoria, unos dos mil jóvenes han participado en la manifestación que ha partido de la plaza de la Virgen Blanca y ha concluido en la de los Fueros.

Los manifestantes han marchado tras una pancarta en la que se leía "Baimenik ez" (Sin permiso) y han coreado gritos en favor de la independencia y contra del Estado español.

Cuando la cabecera de la marcha llegaba a la altura de las sedes de la Subdelegación del Gobierno en Álava y del PP, ubicadas una frente a otra, varios manifestantes han llamado "fascista" al presidente de los populares alaveses, Iñaki Oyarzábal, que entraba en ese momento a la sede de su partido.

Otros de los jóvenes han lanzado huevos con pintura amarilla y roja contra la fachada de la sede gubernamental.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos