Diario Vasco

El Gobierno cuenta con el PNV para el techo de gasto y los Presupuestos

Cristóbal Montoro y Soraya Sáenz de Santamaría, ayer en la comisión de Administración Local.
Cristóbal Montoro y Soraya Sáenz de Santamaría, ayer en la comisión de Administración Local. / EFE
  • El ministro De Guindos avanza en Getxo que las cuentas de 2018 serán «menos restrictivas» y confía en mantener el apoyo del partido jeltzale

A pesar de que la negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018 no se iniciará hasta después del verano, el Gobierno de Rajoy ya ha avanzado cuál es la única carta con la que jugará esa partida: cuenta con reeditar el acuerdo con los mismos partidos que han permitido que las cuentas de este año salgan adelante, entre ellos el PNV, y sabe que si no lo logra se verá obligado a una prórroga presupuestaria. Sobre todo, porque la vuelta de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE complica sobremanera cualquier entendimiento con los socialistas en torno a las cuentas.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, participó ayer en un almuerzo con el Círculo de Empresarios Vascos en Getxo en el que fue muy claro al expresar que la suerte de los próximos Presupuestos pasa por «contar con el apoyo suficiente tanto de Ciudadanos, como del PNV y de Coalición Canaria». Es decir, renovar la entente que ha permitido que las cuentas de este año vean la luz, con el voto adicional de Nueva Canarias que llevó la suma hasta una mayoría necesaria de 176 escaños.

En cualquier caso, una cosa son los deseos del Gobierno y otra la realidad a la que deberá enfrentarse en los próximos meses. El PNV ha mostrado su disposición a respaldar en el Congreso el techo de gasto para 2018 que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar el próximo lunes, pero porque se trata de una «cuestión más técnica que política, en la que tampoco hay mucho margen de negociación». Este tope de gasto afecta también a las instituciones autonómicas y De Guindos avanzó ayer que será «menos restrictivo» que el del año pasado, que los jeltzales ya apoyaron, por lo que, a priori, parece que el respaldo del PNV puede ser sencillo. Pero este trámite no presupone que el partido liderado por Andoni Ortuzar vaya a aprobar después los Presupuestos si el Ejecutivo de Rajoy no entra a negociar determinadas materias.

Además de las cuestiones económicas, Ortuzar recordó ayer que el traspaso a Euskadi de las transferencias pendientes será «importante para testar la voluntad» del Gobierno para acordar los Presupuestos de 2018. «Si no vemos esa voluntad política, lógicamente entenderemos que no quieren nuestro apoyo» para las cuentas, advirtió.

El presidente del EBB aseguró ayer en una entrevista en Radio Euskadi que hasta ahora el PP no les ha pedido negociar los Presupuestos de 2018 y que solo les ha llamado para el techo de gasto, al que PNV resta importancia política «porque viene condicionado por la UE, aunque tiene trascendencia porque determina la regla de gasto de las comunidades». Ortuzar insistió, no obstante, en que «no nos vamos a casar con nadie» y recalcó que un hipotético apoyo al techo de gasto sigue dejando las manos libres a su partido para apoyar, o no, los Presupuestos.

El Senado aprueba los del 17

Los Presupuestos Generales del Estado de 2017, que previsiblemente servirán sólo para los próximos seis meses, terminaron ayer su tramitación parlamentaria tras ser apoyados por el pleno del Senado con la mayoría del PP. La Cámara alta no ha introducido ninguna modificación al texto procedente del Congreso.

El pleno del Senado debatió ayer las 6.120 enmiendas que habían sido rechazadas por la comisión de Presupuestos de esta cámara, pero ninguna de ellas fue aceptada por el pleno. Por tanto, las cuentas de 2017 fueron ratificadas definitivamente con la misma redacción con la que salieron del Congreso y que el Gobierno consiguió sacar adelante gracias al apoyo de Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate