Diario Vasco

La nueva EH Bildu propone una reforma fiscal y recuperar el impuesto de grandes fortunas

La dirección de la nueva EH Bildu, con Iriarte y Otegi al frente, se reunió ayer por primera vez en Bilbao tras la refundación.
La dirección de la nueva EH Bildu, con Iriarte y Otegi al frente, se reunió ayer por primera vez en Bilbao tras la refundación. / MANU CECILIO
  • La formación abertzale celebra su primera reunión tras su refundación con el objetivo de subir el Impuesto de Sociedades y combatir el fraude

La nueva EH Bildu arrancó ayer su maquinaria dispuesta a abordar un primer debate crucial para las instituciones vascas: la reforma de la política fiscal. La primera decisión adoptada por la coalición abertzale tras su reciente refundación es, precisamente, promover un diálogo con el resto de fuerzas del Parlamento Vasco para afrontar una reforma tributaria centrada en subir el Impuesto de Sociedades, recuperar el Impuesto de Grandes Fortunas que estuvo vigente en Gipuzkoa cuando gobernó EH Bildu en la Diputación y combatir el fraude.

La Mesa Política de la entente de Sortu, EA, Aralar, Alternatiba y los independientes celebró ayer en Bilbao su primera reunión tras ser elegida el pasado sábado en el Congreso nacional. Fue su coordinador general, Arnaldo Otegi, quien asumió ayer el papel de portavoz de EH Bildu y aseguró que el «objetivo político» que se han marcado es «construir una casa-refugio para proteger a la gente, que para nosotros tiene forma de un Estado propio como república», para no depender de «decisiones que no se toman aquí» ni de los «mercados».

La primera medida que impulsará para ello será fomentar un debate público sobre política fiscal, para lo que EH Bildu se reunirá tras el verano con partidos, sindicatos, pequeños y medianos empresarios y movimientos sociales. La filosofía de esa reforma fiscal es, según manifestó Otegi, que «los que más tienen paguen más y que las administraciones tengan recursos suficientes para cuidar de la gente».

Sin entenderse con el PSOE

Por otra parte, Otegi atribuyó al proceso «soberanista unilateral» de Cataluña el hecho de que «40 años después» el PSOE reconozca que España es un «Estado plurinacional», aunque sea con la «autotrampa» de decir que hay «diferentes naciones pero no tienen derecho a decidir, algo que no casa bien», puntualizó.

Por esa razón, se mostró convencido de que con el PSOE de Pedro Sánchez no se podrá conseguir el reconocimiento del derecho a decidir de Euskadi o Cataluña.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate